Loader

Una marca de joyería que une influencias boricuas y turcas

La diseñadora puertorriqueña Inesita Capó apuesta a la variedad cultural de İTÄ
  • Compartir esta nota:

La diseñadora de accesorios, Inesita Capó, siempre se ha considerado una persona creativa, pero al escoger una carrera a nivel profesional escogió el área corporativa.

Sin embargo, ese impulso de crear algo diferente llevó a la diseñadora de la línea İTÄ a dejar a un lado su trabajo en un bufete corporativo en Nueva York y tomarse un periodo indefinido de descanso con el fin de buscar aquello que la llevara a explorar otros caminos.

“No tenía idea de qué sería, pero sabía que me tenía que reinventar y que quería algo creativo relacionado a Puerto Rico. Me fui de viaje extendido -¡algo que añoro ahora mismo!- durante nueve meses a Grecia, España, Francia, Irlanda, Inglaterra, Portugal, Turquía, Canadá y finalmente Puerto Rico”, recuerda.

En cada uno de sus viajes, Capó busca llevarse a casa una pieza de joyería fina emblemática del lugar que visita, piezas que guarden significado, y que pueda mezclar con otras de las que ya tiene.

En Turquía me volví a encontrar con mi amiga de universidad, Burcu (Salargil), y nos fuimos a uno de mis lugares favoritos, el Gran Bazar, aquel lugar que había visitado tantas veces en viajes anteriores pero que nunca me canso de verlo. Fue ahí donde nos surgieron las primeras ideas de İTÄ”, comenta.

Desde ese momento, Capó y Salargil comenzaron un viaje como socias que las ha llevado a hacer del Gran Bazar su escuela. Allí no solamente han aprendido el arte de crear joyería artesanal, sino también a relacionarse con clientela de todas partes del mundo.

Ambas diseñamos. Burcu estudió diseño y trabajó para Kate Spade en Nueva York y para marcas importantes de lujo en Turquía. Yo me dedicaba a desarrollo de negocios y mercadeo de bufetes internacionales y trabajé por muchos años como directora y gerente de tiendas en Coach y Mulberry en Nueva York y antes de eso en revistas de moda. Nos complementamos muy bien. Y donde mejor se ve esta colaboración es en nuestros diseños, y en el diseño de nuestra diosa Atabex”, explica.

La primera colección del dúo de diseñadoras lleva por nombre “Encantada” y está inspirada mayormente en Puerto Rico. Capó menciona que la historia precolombina de la isla fue fundamental para crear esta propuesta.

“La cultura taína ha contribuido tanto al mundo, pero no es conocida fuera de las islas del Caribe. Espero con esta colección darle a conocer un poquito más. Le hemos brindado homenaje a la cultura y a las artes rupestres taínas con interpretaciones nuevas y modernas. Nos encantan los elementos de protección que se encuentran en Grecia y Turquía y notarán los ‘evil eyes’ a través de nuestros diseños. Hemos creado nuestros diseños para que personas con diferentes gustos -sean minimalistas, románticos, artesanales, coloridos, masculinos- sientan algo por ellos”, menciona Capó.

La cuarentena tomó a las diseñadoras por sorpresa en medio del lanzamiento global de su línea. Por lo tanto, han sido muchos los ajustes que han tenido que hacer, desde cancelaciones de eventos hasta relocalización. Capó viajó de Turquía a Puerto Rico para pasar este periodo junto a su familia.

Además, han tenido que cambiar la estrategia de ventas, de tener presencia en ‘trunk show”, bazares y demostraciones privadas han movido sus esfuerzos a la venta en línea a través de www.itajewelry.com y darse a conocer a través de Instagram.

Preparé un showroom virtual en una habitación del apartamento de mi novio y desde ahí hago vídeos que le envío a mis clientes y posteo en nuestras redes sociales. Por ahora nuestros talleres en Turquía se mantienen cerrados, pero afortunadamente tenemos inventario”, menciona Capó, quien añade que ya pronto comenzarán a producir ciertas piezas con manufactureros de oro que están “reabriendo cautelosamente”.

Capó destaca que entre sus planes y anhelos está vender en importantes joyerías de la isla, pero también para establecimientos destacados a nivel internacional como Net-a-Porter o Moda Operandi.

“Hasta exhibir en galerías junto al arte que nos inspira. ¡Quién sabe! Ya que somos una marca que une ideas y culturas, siempre estamos interesadas en explorar ciertas colaboraciones. Eventualmente, nos encantaría expandir a otras ofertas de estilos de vida. Siento que Puerto Rico tiene mucho que ofrecer en cuanto a la producción local en varias industrias que nos interesan y encontrar esa manufacturación es mi primer objetivo”, concluye.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba