Loader

Ya puedes ordenar un traje de baño a la medida desde la comodidad de tu hogar

La diseñadora puertorriqueña Lorel Torres implementa un servicio de consultoría y toma de medidas virtual para luego hacerte llegar la pieza a tu casa
Photo
La diseñadora Lorel Torres comienza a ofrecer "fittings" virtuales a las clientas que buscan trajes de baño a la medida. (Foto: Suministradas)
  • Compartir esta nota:

Por más de una década, Lorel Torres se ha dedicado a la confección de trajes de baño a la medida bajo la línea Mare Cheia Swimwear. Esta experiencia ha logrado afinar su ojo al punto de saber cómo resaltar a silueta femenina -no importa su peso- con tan solo mirarla.

Por eso, en medio del distanciamiento social y, confiando en si “expertisse”, se animó a añadir en su página web un servicio de consultoría en el que se reúne de manera virtual con cada clienta que desea crear un bañador único y que vaya de acuerdo con sus proporciones.

“Los tiempos nos hacen repensar las cosas y las clientas te hacen buscar como nos movemos hacia la tecnología, sobre todo en momentos como los que estamos viviendo en el que lo que se imponen son las compras ‘online”, destaca Torres.

A principios de año, la diseñadora se encontraba lista para comenzar el proceso de producción de una línea de trajes de baño que, a partir de este verano se vendería a través de macys.com y en el 2021 se encontraría en las tiendas físicas de esta centenaria cadena estadounidense.

Pero la pandemia cambió sus planes y Torres tuvo que reinventarse para mantenerse a flote. No es la primera vez, también tuvo que hacerlo tras el paso del huracán María por Puerto Rico. Así que, sin perder tiempo en lamentaciones, se dio a la tarea de ponerse a trabajar y así surgió este concepto de consultoría en línea.

“Cuando la gente del Miami Swimsuit Week me escribió para infórmame que los desfiles de este año no iban y que estaban repensando el evento para hacer los ‘shows’ virtuales, vi la oportunidad de integrar la tecnología -algo que siempre me ha encantado- en la tienda que ya tengo ‘online’. Usualmente subo videos a mis redes con los nuevos trajes de baño, pero pensé que era tiempo de interactuar con las clientas a través de las videollamadas”, explica.

Para disfrutar del nuevo servicio que ofrece Mare Cheia Swimwear tienen que acceder a shopmcswimwear.com y buscar el renglón MC Virtual. Allí hacen su cita y el día indicado se conectan a través de Zoom.

“En la consulta se discute todos los detalles. Le pedimos una foto, le hacemos un análisis del cuerpo y lo que mejor le queda. La compra de un traje de baño es difícil, pero tenemos un ben ojo y podemos asesorar bien a distancia. Entendemos cada pieza y cada cuerpo, porque cuando buscamos trajes de baño son muchas consideraciones que hay que tomar”, explica Torres.

Una vez la clienta decide lo que desea, la pieza se confecciona a la mayor brevedad posible y se envía por correo.

Torres apuesta a este método como uno que se mantendrá vigente de ahora en adelante y señala que desea animar a otros diseñadores a adoptar esta nueva forma de interactuar con los clientes.

 “Aunque el comercio abra, la tecnología nos da otras avenidas a los empresarios para que el cliente no tenga que salir de su casa”, añade.

En pausa hasta el 2021 su oportunidad con Macy’s

El año pasado, Torres participó en el programa “The Workshop at Macy’s” en el que la cadena de tiendas buscaba a nuevos diseñadores con potencial para vender en sus establecimientos. La puertorriqueña fue una de las 14 finalistas que ganó la oportunidad de colaborar con la prestigiosa marca y sus trajes de baño debían comenzar a venderse en la página web de la tienda en el verano 2020. Pero la pandemia retrasó los planes para el próximo año.

“Me tomó casi un año preparar mi canal de manufactura. Cuando llega el mes de febrero ya los ‘buyers’ habían escogido los estilos, todo estaba listo para que las telas se imprimieran en Brasil y las piezas se confeccionaran en Perú y en marzo me aguantaron todo por la pandemia. Cuando iban a empezar coser pude aguantar todo y no tuve el gasto grande. Ahora en Perú la manufactura está detenida y no es posible trabajar mi marca, pero puedo seguir esto haciendo trabajos para mi línea desde aquí”, menciona Torres, quien desde principios de año abrió su tienda en la Calle Loíza, en San Juan.

No obstante, aunque todo se haya paralizado, Torres se mantiene confiada que la gran oportunidad de vender en Macy’s llegará a su tiempo. La paciencia y la habilidad para reinventarse ya es parte de su forma de ser como persona y como empresaria.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba