Loader

Yomaira Ortiz plasma en su marca de ropa la frase que marcó su vida

La esposa de Wisin se une al diseñador Jean Cintrón para crear God Never Fails, un concepto de moda cómoda y con un mensaje positivo
Photo
La marca de ropa God Never Fails se caracteriza por su comodidad. (Fotos: Suministradas/ Jean Cintrón)
  • Compartir esta nota:

Yomaira Ortiz se declara amante de la moda, pero confiesa que siempre que puede opta por prendas de vestir cómodas, pero que no pierdan los detalles modernos. Por eso, acostumbra a escaparse al área del clóset de su esposo, el cantante urbano Wisin, y tomar prestado sus sudaderas y pantalones tipo “joggers”.

Esa simple acción fue la que la llevó a unirse al diseñador Jean Cintrón para crear la línea de ropa God Never Fails que acaba de lanzar al mercado.

Le cojo la ropa de mi esposo porque es cómoda. Poniéndome sus sudaderas y sus pantalones ‘jogger’ me di cuenta de que eran más cómodos que los míos y que yo quería hacer algo así para nosotras las mujeres”, explica Yomaira.

Poe el momento, la línea -a la venta en www.godneverfails.com- se compone de un un conjunto de pantalón tipo “jogger”, una sudadera y dos camisetas. Más adelante se integrarán otras prendas como mahones, pero manteniéndose en un estilo sencillo.

“Otra cosa que me inspiró fue demostrar que no te tienes que vestir todo el tiempo sensual o mostrar demás para verte ‘cool’ y linda”, añade Yomaira.

Algo que caracteriza esta línea de ropa es la frase “God Never Fails” que lleva inscrita cada una de las piezas y que le ha servido de fortaleza a Yomaira y a su familia en los momentos más difíciles de sus vidas. Y, además, en una de las camisetas lleva el versículo bíblico de Jeremías 29:11, que son “palabras que marcaron mi vida antes de pasar el proceso, como familia, de perder Victoria”, señala.

En octubre de 2016, Victoria, la tercera hija de Yomaira y Wisin, falleció al mes de nacida a consecuencia de una condición genética conocida como Trisomía 13. Los padres de Yelena y Dylan enfrentaron un momento difícil y un proceso de duelo en el que su fe cristiana fue clave para salir adelante.

La frase God Never Fails marcó mi vida y con ella quiero poder demostrar a las personas que Dios es real y si puedo usar una camisa y un pantalón para recordárselo, lo haré. No importa la gravedad de la situación que estamos pasando, Dios no nos va a dejar solos. Si alguien puede leer esto y saber que hay esperanza, con eso siento que gané. Esa es la parte más importante”, explica Yomaira con una serenidad impresionante, la cual asegura que ha obtenido con el paso del tiempo y gracias a su fe.

La empresaria, que se encuentra celebrando su cumpleaños número 37, recuerda el momento del nacimiento y la enfermedad de su hija como “una de las pruebas más horribles” de su vida, pero señala que la volvería a pasar.

“Dios me ayudó a ser mejor persona. Fue una prueba donde todos los días esperaba a que mi hija muriera, pero sabía que Dios estaba conmigo, nunca me soltó. Los mensajes siempre me llegaban. A veces en cosas tan simples como ir a comprar un helado y que la persona que me atendía me decía que Dios estaba conmigo”, recuerda.

Y, así como ella sintió que los mensajes de Dios llegaban a ella en un momento tan difícil, quiere que llegue a otros a través de sus creaciones.

“Esos simples detalles en la ropa pueden ayudarnos a levantar nuestra cabeza y nuestro ánimo. A veces pasamos desapercibida las cosas que Dios hace por nosotros día a día. Uno cree que tener salud es algo que Dios hace obligatoriamente, cuando la realidad es que es un favor que nos hace”, añade.

Yomaira señala que los seres humanos se enfrentan a diario a situaciones difíciles en las que necesitan palabras de ánimo y esperanza para seguir adelante.

Creyendo que Dios es real he podido seguir viviendo y poder celebrar que mis hijos tienen salud. Sigo pensando en Victoria porque sé que Dios está conmigo y que ella está con Él, que la vamos a volver a ver. Es Cristo quien me ha hecho fuerte. Miro atrás y digo: ‘wow, ¿cómo yo pasé por eso?’. Ahí veo que fue el Señor. Hoy esto feliz, tengo a mis hijos, mi esposo y parte de mi familia y quiero que los demás lo sepan”, añade.

Una colaboración entre amigos

La idea de hacer la marca God Never Fails surgió hace cerca de tres años, pero no se materializó hasta ahora.

Yomaira cuenta que cuando conoció al diseñador Jean Cintrón, su socio en este proyecto, ella estaba embarazada de Victoria. Fue a su taller y le pidió un vestido para el día siguiente y lo tuvo listo. Desde entonces desarrollaron una amistad que se ha fortalecido con el paso del tiempo.

“Trabajar con Jean ha sido una bendición porque antes de trabajar juntos, somos amigos. Lo conocí embarazada de Victoria, hicimos un clic. Su humildad, su amor, su familia y su casa son una bendición. Además, los dos estamos en Cayey. Ha sido una experiencia bien bonita trabajar juntos. Él me ha enseñado mucho, no solamente con su talento sino también con su determinación y su responsabilidad”, destaca Yomaira.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba