Loader

Fotos

Un reinado paradójico. Reinado de Alfonso XIII (1886-1941) (Eusebio Ferrer Hortet, María Teresa Puga García/ CreateSpace Independent Publishing Platform, 2016 (2ª. Ed.) - Fueron unas auténticas bodas de sangre. El 31 de mayo de 1906, cuando el rey Alfonso XIII salió de la iglesia de San Jerónimo el Real de Madrid tras casarse con la princesa británica Victoria Eugenia de Battenberg, al pasar la carroza por la calle Mayor, un anarquista tiró sobre el ella un ramo de rosas con una bomba dentro. La explosión mató a 25 personas e hirió a 100, pero los novios salieron ilesos gracias a que la trayectoria del ramo se desvió al chocar con una línea del tranvía. El rey protegió a su esposa con su propio cuerpo, pero no pudo evitar que el vestido se manchara con la sangre de los guardias reales a quienes había alcanzado el proyectil. Mal comienzo para un matrimonio que terminó con una abdicación y un exilio.
Un reinado paradójico. Reinado de Alfonso XIII (1886-1941) (Eusebio Ferrer Hortet, María Teresa Puga García/ CreateSpace Independent Publishing Platform, 2016 (2ª. Ed.) - Fueron unas auténticas bodas de sangre. El 31 de mayo de 1906, cuando el rey Alfonso XIII salió de la iglesia de San Jerónimo el Real de Madrid tras casarse con la princesa británica Victoria Eugenia de Battenberg, al pasar la carroza por la calle Mayor, un anarquista tiró sobre el ella un ramo de rosas con una bomba dentro. La explosión mató a 25 personas e hirió a 100, pero los novios salieron ilesos gracias a que la trayectoria del ramo se desvió al chocar con una línea del tranvía. El rey protegió a su esposa con su propio cuerpo, pero no pudo evitar que el vestido se manchara con la sangre de los guardias reales a quienes había alcanzado el proyectil. Mal comienzo para un matrimonio que terminó con una abdicación y un exilio.
Memorias de la emperatriz Catalina la Grande (Catalina II de Rusia/ Barcelona: Mateu, 1973) Nacida Sophie de Anhalt-Zerbst, hija de un príncipe prusiano, la alemana se casó el 21 de agosto de 1745 en San Petersburgo con el Gran Duque Pedro de Rusia. Para lograrlo, aprendió ruso y se bautizó con el nombre de Catalina en la iglesia rusa ortodoxa. La noche de bodas esperó a su marido, de 18 años, hasta tarde, pero este prefirió irse de fiesta. En noches posteriores, él se ponía a jugar con soldaditos de madera. Ambos recurrieron entonces a amantes. El heredero al trono, Pablo, nació de una relación de Catalina con un aristócrata de apellido Saltikoff. En 1762 Catalina le dio un golpe de estado a su propio marido, que murió poco después, quedándose ella como emperatriz de Rusia, cuyo poder engrandeció y cuyos límites aumentó a la vez que intentó europeizar el país.
Memorias de la emperatriz Catalina la Grande (Catalina II de Rusia/ Barcelona: Mateu, 1973) Nacida Sophie de Anhalt-Zerbst, hija de un príncipe prusiano, la alemana se casó el 21 de agosto de 1745 en San Petersburgo con el Gran Duque Pedro de Rusia. Para lograrlo, aprendió ruso y se bautizó con el nombre de Catalina en la iglesia rusa ortodoxa. La noche de bodas esperó a su marido, de 18 años, hasta tarde, pero este prefirió irse de fiesta. En noches posteriores, él se ponía a jugar con soldaditos de madera. Ambos recurrieron entonces a amantes. El heredero al trono, Pablo, nació de una relación de Catalina con un aristócrata de apellido Saltikoff. En 1762 Catalina le dio un golpe de estado a su propio marido, que murió poco después, quedándose ella como emperatriz de Rusia, cuyo poder engrandeció y cuyos límites aumentó a la vez que intentó europeizar el país.
Sissi emperatriz (Alicia Perris/ Madrid: Edmat Libros, 2007) - No se suponía que el emperador de Austria, Francisco José I, de 23 años, rey de Hungría y de Bohemia, se fijara en Isabel (Sissi) de Baviera. Las dos familias se habían reunido para formalizar el compromiso de él con Elena, hermana mayor de Sissi. Pero la chica de 16 años le hizo más gracia al joven de 24, y se comprometió con ella a los tres días. Se casaron el 24 de abril de 1854 en la iglesia de los Agustinos en Viena en una boda fastuosa ante 70 cardenales y clérigos. Joseph Hayden añadió una estrofa al himno nacional en su honor. La novia, sin embargo, iba sollozando. “Quiero mucho al emperador”, dijo. “¡Si tan solo no fuera emperador!” Y escribió en su diario: “Me he despertado en una jaula/ con grilletes en mis manos/…/ tú, libertad, me has abandonado”.
Sissi emperatriz (Alicia Perris/ Madrid: Edmat Libros, 2007) - No se suponía que el emperador de Austria, Francisco José I, de 23 años, rey de Hungría y de Bohemia, se fijara en Isabel (Sissi) de Baviera. Las dos familias se habían reunido para formalizar el compromiso de él con Elena, hermana mayor de Sissi. Pero la chica de 16 años le hizo más gracia al joven de 24, y se comprometió con ella a los tres días. Se casaron el 24 de abril de 1854 en la iglesia de los Agustinos en Viena en una boda fastuosa ante 70 cardenales y clérigos. Joseph Hayden añadió una estrofa al himno nacional en su honor. La novia, sin embargo, iba sollozando. “Quiero mucho al emperador”, dijo. “¡Si tan solo no fuera emperador!” Y escribió en su diario: “Me he despertado en una jaula/ con grilletes en mis manos/…/ tú, libertad, me has abandonado”.
María Antonieta (Stefan Zweig/ Barcelona: Acantilado, 2004) - Esta biografía, publicada por primera vez en 1932, describe la boda de María Antonieta, hija de Francisco I, emperador del Sacro Imperio, y de María Teresa de Austria, con el delfín de Francia, luego Luis XVI. (La pareja se enfrentaría años después a la Revolución Francesa, que los guillotinó a ambos.) Era un matrimonio de estado. Ella tenía 14 años; él 16. Ella era alegre, bonita, juguetona; él era tímido y retraído Tras el boato de una celebración extraordinaria en Versalles el 16 de mayo de 1770, en que los novios se engalanaron con trajes riquísimos -Luis XVI llevaba el famoso brillante Pitt en su sombrero- el novio no pudo consumar el matrimonio, algo que sucedió siete años después.
María Antonieta (Stefan Zweig/ Barcelona: Acantilado, 2004) - Esta biografía, publicada por primera vez en 1932, describe la boda de María Antonieta, hija de Francisco I, emperador del Sacro Imperio, y de María Teresa de Austria, con el delfín de Francia, luego Luis XVI. (La pareja se enfrentaría años después a la Revolución Francesa, que los guillotinó a ambos.) Era un matrimonio de estado. Ella tenía 14 años; él 16. Ella era alegre, bonita, juguetona; él era tímido y retraído Tras el boato de una celebración extraordinaria en Versalles el 16 de mayo de 1770, en que los novios se engalanaron con trajes riquísimos -Luis XVI llevaba el famoso brillante Pitt en su sombrero- el novio no pudo consumar el matrimonio, algo que sucedió siete años después.

20 MAY. 2018 - 07:00 AM

Bodas reales en la historia

La boda del príncipe Harry de Inglaterra y de Meghan Markle, la estadounidense plebeya, ha suscitado comentarios de todo tipo. Existe, sin embargo, una tradición de bodas reales inusitadas que han unido a personas a veces disímiles, a veces similares, en matrimonios que han resultado difíciles (cosa que no les deseamos a los novios). Carmen Dolores Hernández presenta varios libros sobre enlaces entre parejas demasiado distintas, y otras, muy similares.

Foto del día
La actriz Elizabeth Hurley, en un vestido fucsia de encaje, protagonizó como de costumbre la ceremonia del encendido del icónico Empire State Building de Nueva York con luces rosadas, al inicio del mes de octubre, dedicado a la concienciación del cáncer de seno. Hurley es una activista de la causa junto a The Estée Lauder Companies. William P. Lauder también le acompañó para la ocasión.(Photo by Jason Mendez/Invision/AP)

La actriz Elizabeth Hurley, en un vestido fucsia de encaje, protagonizó como de costumbre la ceremonia del encendido del icónico Empire State Building de Nueva York con luces rosadas, al inicio del mes de octubre, dedicado a la concienciación del cáncer de seno. Hurley es una activista de la causa junto a The Estée Lauder Companies. William P. Lauder también le acompañó para la ocasión.(Photo by Jason Mendez/Invision/AP)

Volver arriba