Loader

Águeda López revela la lección de vida que aprendió de un taxista

La española habla en exclusiva de sus hijos, de Fonsi y cómo se encontró a sí misma
Photo
La modelo estuvo de visita en la isla para desfilar en el "show" de Stella Nolasco en San Juan Moda. (Rosario Fernández Esteve)
  • Compartir esta nota:

Su convicción de que la vida sin sueños es como un barco a la deriva avivó en ella el anhelo que desde niña tenía de motivar a otras mujeres a superarse, enfrentar retos y luchar por lo que se quiere en la vida. La periodista, modelo y empresaria Águeda López comparte su historia hoy como una manera de retribuir lo que -según sus convicciones- ha recibido de parte de Dios. 

“Mi niñez fue súper tranquila. Vengo de un pueblito de la montaña de Córdoba (España). Siempre tuve muchos sueños y no me identificaban con el resto de mis amiguitas que se la pasaban jugando. Mi mamá me tenía estudiando, practicando ballet y protocolo todo el tiempo”, comenzó diciendo López, quien se describe como una soñadora empedernida. “Tenía sueños grandes. Eventualmente quería salir de mi pueblo, de mi ciudad y de mi país. No tenía claro para hacer qué, pero quería viajar y conocer el mundo”, continúa mientras admite que por esas ganas de emprender fue víctima de “bullying” en sus años como estudiante. 

Entonces, el sueño se hizo realidad para aquella niña que vivía en un pueblo donde ni siquiera había transporte público, el autobús pasaba una sola vez al día y el tren estaba distante. “Estar aquí, ahora, cumpliendo mis sueños, desfilando en París, modelando en Nueva York y haciendo una sesión fotográfica para Magacín es lo que siempre quise. Es la revelación de Dios de que cuando eres valiente y de verdad deseas algo de corazón, y pones todas tus ganas en que se dé, Él te lo regala y te da su bendición”, manifiesta. 

López estudió periodismo en la Universidad Complutense de Madrid y tuvo sus propios programas y segmentos en la televisión como “Show Business Extra” que se transmitió por el canal V-me y “Mamá al rescate” de “Despierta América” de Univisión donde “realizaba entrevistas positivas y resaltaba el trabajo de la gente”. Fueron esas experiencias las que prepararon para el futuro emprendedor que, sin saberlo, la vida le tenía deparado. “En esos talleres aprendí a formular preguntas y tener las prácticas que no pude realizar en Madrid”, comenta. 

Pero no todo fue color rosa durante el camino. El Periodismo era la única carrera que no podía estudiar donde vivía. Para ello tenía que mudarse. “Soy la hija más pequeña en mi casa y para mis padres eso representaba temor e inseguridad”, admite. “Aunque siempre estuve interesada en estudiar Leyes o Ciencias Políticas, estaba segura de que el Periodismo me podría abrir las puertas de viajar y conocer más”, agrega. 

Photo

Tiempo de pasarelas 

“Lo de modelo vino solo”, dijo. Aquel día el sol brillaba como nunca, como si la naturaleza le anunciara que algo grande iba a ocurrir. “¿Por qué no pasas por una agencia de modelaje para que te firmen?”, le dijo alguien en la calle mientras caminaba junto a su mamá. Desde entonces, la vida de López, cuyos lugares favoritos de Puerto Rico son las playas de Vieques y Culebra, cambió drásticamente y se mantuvo en una constante búsqueda de pisar las pasarelas más prestigiosas del mundo. 

“La primera vez que me subí a una pasarela fue en Córdova, mi ciudad natal. Yo era muy joven, tenía de 12 a 13 años. La producción del certamen fue muy clara conmigo y me advirtió que por mi edad no iba a ganar el concurso, sin embargo, me daría la oportunidad para adquirir experiencia. Y fue algo que me gocé porque no tenía la presión de que estaba siendo medida con las otras candidatas, solo me disfruté el proceso. Después de eso seguí trabajando en desfiles de moda. Mis papás -quienes continúan viviendo en España- se mudaron de ciudad y acabé ganando el Miss Toledo, Miss Castilla La Mancha y, finalmente, Miss España”, relata. 

La milla extra

Y así, con una maleta llena de sueños, dos “shorts” y dos camisetas, llegó a La Ciudad del Sol, Miami. Sus planes eran quedarse dos días, conseguir una agencia de modelaje que la firmara y regresar a España. Pero la vida no había jugado su mejor carta.

“Una vez allí (en Miami) sin amigos, sin saber inglés y sin permiso de trabajo aprendí que las agencias no te atienden sin cita previa. Todas podían audicionarme en una o dos semanas y yo me tenía que regresar a mi país en dos días. De camino al aeropuerto -un poco desilusionada pero igualmente convencida que no era el fin- el taxista me dio la mejor lección de vida: ‘tienes que dar la milla extra’. Sin saber siquiera lo que significaba aquella expresión, dimos la vuelta y nos fuimos a una de las agencias que había visitado antes, me senté en la sala de espera a eso, a esperar”, detalla. 

Su vuelo se fue, pero López permaneció en aquella sala por cuatro horas con una seguridad inquebrantable de que su sueño estaba a punto de cumplirse. “Salió la dueña, me vio y me dijo que me pusiera un traje de baño y que caminara. Ese mismo día me firmó, llamó a un abogado del edificio para que respaldara la visa y me dijo ‘tú no regresas a España, comienzas a trabajar hoy’. Ese día llegué al hotel, empecé a buscar apartamentos para alquiler y me quedé en Miami”, recuerda. 

Eso significó otro golpe duro para sus padres, a quienes no pudo ver hasta casi un año después. Sin poder contener sus lágrimas, la modelo expresó que hasta el día de hoy lo más que extraña de su tierra es a ellos: sus papás, sus hermanos, sus “amigos del alma”, la comida, sus calles… “Amo mi país y lo extraño con todo mi corazón, pero es una decisión que tomé y al final del día yo sabía que mi futuro estaba fuera de allí, y así fue”. 

Su romance con Luis Fonsi 

En el 2010, López se encontró con el hombre que le cambió el rumbo de su vida: Luis Fonsi. La relación comenzó como una amistad. Pero más tarde, surgió una gran atracción que los llevó a comenzar una historia de amor.

“Fonsi y yo nos conocimos en una sesión de fotos. Cuando yo estaba terminando, él estaba llegando. El maquillista que había trabajado mi arreglo personal ya había trabajado con él y me preguntó si quería conocerlo. Yo accedí, lo saludé y me fui. Luego, a través de amigos en común, nos fuimos poniendo en contacto poco a poco y el resto es historia”, reveló la empresaria a la vez que admitió que fue precisamente ese año cuando comenzó a ser fanática de su música por canciones como “Aquí estoy yo”. 

¿Qué es lo más que te gusta de Luis Fonsi?

“Con Fonsi te ríes mucho, me encanta. Entre otras cualidades es un caballero, es romántico, muy atento, respetuoso, increíble papá, pero su sentido del humor lo destaca. También es humilde y actúa de forma normal en la vida”, respondió. “Él representa todo para mí. Siempre le he dicho que es nuestra luz, la persona que ilumina nuestro hogar. Es excelente amigo, marido, ser humano e hijo. Admiro profundamente de él que ninguna circunstancia -ni buena ni mala- lo ha cambiado. En todo caso ha ido creciendo como ser humano y pienso que está en su mejor época”, añadió. 

La modelo y el intérprete de “Échame la culpa” decidieron formalizar la relación y se dieron el “sí quiero” en septiembre de 2014, en una ceremonia privada a la que asistieron sus familiares y amigos más cercanos. 

¿Por qué decidieron casarse de esa manera?

“Porque al final del día queríamos disfrutarnos el proceso como una pareja normal. Yo quería bailar con todos los invitados de la boda, quería hablar con todos los presentes. Además, siempre hemos sido personas muy privadas y no acostumbramos a dar detalles ni demasiada publicidad a nuestra intimidad. Decidimos hacerlo así porque era el sueño de los dos: tener una boda íntima, con nuestros papás, nuestros hermanos y con nuestra única hija en ese momento, Mikaela”. 

Sobre lo que más recuerda de ese día, López dijo que fue la reacción y actitud de su primogénita. “A pesar de que era muy pequeña, en su interior, sabía que algo especial estaba sucediendo”. Y es que, según la española, la niña no dejaba de observarla y hasta imitarla en las poses para las fotografías. 

“Ella solo quería estar conmigo. A nivel de que a ella le tocaba desfilar con mi mamá y mi suegra y se negó rotundamente. Entonces, yo llegué al altar de la mano de ella y mi suegro porque mi papá no pudo viajar por razones de salud. Para mí fue especial, lo más lindo de la vida”. 

Photo

La cordobesa se considera una mamá normal, relajada y muy pendiente a sus hijos. En el 2016 se convirtió en madre por segunda ocasión de un varón a quien pusieron el nombre de Rocco. 

“Amo ser mamá. Ese rol me ha ayudado a desarrollar mucha paciencia. Yo ya no imagino mi vida antes de ellos, no me puedo imaginar mi vida antes de Mikaela y Rocco. Lo más que disfruto es cada segundo con ellos sea en la noche, en la mañana o meterme a la cama con ellos un domingo a ver una película. Lo más difícil es cuando tengo que trabajar y separarme de ellos. Es algo que me pega mucho y me causa demasiada nostalgia”, enfatiza con la voz entrecortada. 

Su afición a la moda

Desde desarrollar una línea de ropa para niñas hasta convertirse en una de las celebridades favoritas cuando de alfombras rojas se trata, López está clara en que “uno no puede ser modelo toda la vida”, los años pasan y hay que innovar. 

“Ahora mismo tengo muchos proyectos relacionados a la moda y el diseño. ‘Mikaboo’, la línea de ropa infantil inspirada en mi hija es un proyecto que dejé en pausa porque no es fácil llevar todo el proceso sola: diseñar, crear patrones, empacar y enviar. Ahora estoy desarrollando un proyecto increíble en Madrid y saldrá muy pronto. También, recientemente trabajé una línea de trajes de baño con una marca venezolana y tuvo muchísimo éxito en Argentina y Chile”. 

Como fiel seguidora de las tendencias, López se ha convertido en un ícono de la moda. Su aparición más destacada recientemente fue en la alfombra roja de los Premios Billboard de la Música Latina 2019. La modelo desfiló con un diseño de Galia Lahav. Un “mirrored dress” de corte asimétrico con volumen en la parte frontal adornado por un gran lazo, un toque muy femenino. Además de tener un escote en “v”, el diseño tenía una abertura y la espalda descubierta. 

A preguntas sobre su pieza favorita a la hora de vestir, asegura que son los zapatos. “Últimamente me he convertido en fanática de los tenis. Creo que esa manía la he agarrado de Fonsi. Estoy loca por los nuevos de Dior y también muero por los Balenciaga. Me gustan porque te los puedes poner con unos ‘pants’, unos 'joggers' negros y una camiseta y de igual forma logras un ‘oufit’ impactante”, abunda a la vez que advierte que su color favorito es el negro y que no usaría botas blancas. 

López, quien estuvo de visita recientemente en la isla para desfilar en el "show" de Stella Nolasco en San Juan Moda aprovechó la ocasión para llevar un mensaje de empoderamiento a la mujer: “Los momentos difíciles para nosotras ya pasaron. Desde siempre hemos sido poderosas, pero ahora es el momento perfecto para dejarle saber al mundo que no tenemos miedo y que nos atrevemos a todo. Es un mensaje súper fuerte que me encanta que esté surgiendo porque tengo una hija y cuando ella esté creciendo va a ver el legado de mujeres que se han levantado, han abierto su boca y han luchado por sus derechos”.

Créditos: 

Hair: Tania Rodríguez para Kerastase
MUP: Arquímides González, coordinador de Ventas y Educación de Urban Decay
Traje rojo: Luis Antonio
Traje plata: Stella Nolasco 
Traje en flecos: Eclíptica
Zapatos: Jimmy Choo  
Accesorios: Harold Correa 

  • Compartir esta nota:
Volver arriba