Loader

Álvaro de Marichalar visita Puerto Rico como parte de su vuelta al mundo a bordo de un jet-ski

En agosto del año pasado, el aristócrata español, zarpó en motora acuática desde Sevilla para conmemorar los 500 años de la primera circunnavegación del mundo
Photo
Álvaro de Marichalar ya ha estado en dos ocasiones como parte de expediciones, y destaca el trato que le han dado las personas que ha conocido aquí y que ya se han convertido en amigos. (Foto: David Villafañe)
  • Compartir esta nota:

Es mediodía y Álvaro de Marichalar camina por Viejo San Juan como uno más. En esta ciudad se siente muy cómodo, pero su chaqueta del Mónaco Yatch Club y su estilo mediterráneo delatan que no es un local y hace que muchos se pregunten de quién se trata.

Este explorador español llegó a la isla hace unos días como parte de una expedición para conmemorar los 500 años de la primera circunnavegación del mundo haciendo un viaje por etapas a bordo de su jet-ski.

En el año 1519, según consta en los relatos históricos, el entonces rey de España, Carlos I, aceptó financiar el proyecto que luego permitió que saliera desde la ciudad de Sevilla un viaje con cinco barcos y 239 tripulantes a hacer la primera de estas expediciones bajo el mando de Fernando de Magallanes. La travesía culminó tres años después, y solo sobrevivieron varios tripulantes en un solo barco.

En agosto del año pasado, de Marichalar, zarpó a la misma hora y desde el mismo lugar en Sevilla desde donde hace cinco siglos se hizo el primer viaje. 

Lo más complicado en este tipo de expediciones es todo lo relacionado a los permisos de navegación, la burocracia y accesos en tierra. También, las condiciones extremas de navegación, pues voy por mares muy peligrosos en situaciones de climatología adversa. El frío es mi principal enemigo. Lo he sentido mucho en el norte de España y Portugal, en el Mar Mediterráneo. También, la etapa entre Marsella y Barcelona ha sido durísima, pero todo se supera cuando hay voluntad, espíritu de sacrificio y superación personal”, expresó durante una entrevista con Magacín.

En su España natal, De Marichalar es uno de esos personajes que ocupan portadas de revistas por sus vínculos con la aristocracia. Su madre, Concepción Sáenz de Tejada, fue  condesa de Ripalda y su hermano, Jaime de Marichalar, es el exesposo de la infanta Elena, hermana del rey Felipe VI.

Pero a este lado del océano, lo más que le importa a este explorador es cómo abordará los desafíos y la recompensa de encontrarse con “personas maravillosas” en cada puerto.

“El Atlántico a veces se enfada y se pone muy duro con olas enormes que dan mucho miedo, incluso con olas piramidales que son esas que cortan encima de otra ola y hubo par de momentos de este tipo que, gracias a Dios, se pudieron superar. Como en toda situación humana, ante la adversidad, toca resistir, luchar e intentar superar”, explicó. Para cruzar el océano, le acompañó una embarcación de apoyo.

En Puerto Rico, ya ha estado en dos ocasiones como parte de expediciones, y destaca el trato que le han dado las personas que ha conocido aquí y que ya se han convertido en amigos. Durante esta visita, José Bustos, presidente del Museo del Mar, le realizó un homenaje en el que participaron miembros del Club Náutico de San Juan, los cónsules de España y Portugal y en el que lo nombraron caballero del capítulo de Puerto Rico de la Hermandad Isabel La Católica. Además, ofreció una charla en la Casa de España. “Hay muchas personas que tengo en Puerto Rico que siempre me apoyan, me quieren y me reciben. También muchos que no me conocen, pero me saludan y siguen en redes. Para mí, son el aire que necesito en los momentos de desesperación, de gran angustia y miedo que me hacen continuar y seguir adelante. Si he llegado hasta aquí, es en parte gracias a ellos”, aseguró.

Como parte de la preparación antes de cada viaje, Álvaro intenta comer sano, tomar mucha agua y no contaminarse con alcohol. Además, procura tener la fuerza espiritual para los retos que enfrentará en la travesía.

“También me mueve ese respeto hacia los navegantes y descubridores del siglo 14 y otros siglos que aportaron a que este mundo fuera uno más libre”, comentó.

Al cierre de esta edición, De Marichalar había llegado a República Dominicana desde Rincón, Puerto Rico. Para seguir su diario de viaje, puede visitar https://my.yb.tl/NUMANCIA

Las etapas del viaje

10 de agosto de 2010 - Álvaro zarpó de Sevilla en la misma hora, fecha y lugar que lo hicieran Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano 500 años antes. La primera etapa lo llevó hasta Sanlucar, Lisboa- Guetaria, Gipuzcóa y Bayona, Francia.

7 de noviembre de 2019 - Segunda etapa (Mónaco- Marsella - Barcelona - Valencia - Alicante - Málaga - Gibraltar). Esta etapa la hizo sin asistencia.

10 de diciembre 2019 - Tercera etapa: Gibraltar - Guadalupe (Antillas francesas), a donde llegó el 25 de diciembre tras cruzar el Atlántico. En este tramo, contó con la asistencia del barco de exploración francés YERSIN.

31 de diciembre - Cuarta etapa (Guadalupe - Panamá). Como parte de esta, el 10 de febrero, llegó a San Juan, donde pasó varios días y luego salió desde Rincón hasta República Dominicana.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba