Loader

Carlos Enrique honra a diario su oficio de zapatero

Además de arreglar zapatos para mujeres y de hombres, se dedica a la creación de sandalias y correas artesanales en cuero
Photo
El zapatero Carlos Enrique Torres López junto a su hijo, Carlos E. Torres Alicea. (Foto:Ingrid Torres/ Especial para Magacín)
  • Compartir esta nota:

Los hay para hacer ejercicios, para ir de paseo, para el trabajo, para salir y hasta para ir de fiesta… Nos referimos a los zapatos, un accesorio que a las mujeres tanto nos gusta y que deseamos, en varios modelos, para utilizarlos en las diferentes ocasiones.

Y es que, los zapatos hablan de nuestra personalidad y estilo y permiten darle ese toque final a nuestra apariencia.

Entre todos nuestros zapatos, siempre tenemos uno que es el favorito, por lo hermoso que es y, especialmente, por lo cómodo que nos queda. Pero, ¿qué pasa cuándo se nos rompe? Podemos llevarlo a arreglar al zapatero. Afortunadamente, en Puerto Rico hay zapaterías, prácticamente, alrededor de toda la isla 

Zapatero a su zapato

Uno de esos magos que arreglan zapatos, es Carlos Enrique Torres López. Él es el propietario de la Zapatería Celet, en Bayamón. Además de arreglar zapatos para mujeres y de hombres, honra su oficio creando sandalias y correas artesanales en cuero.

“Yo nací en la cuna de un zapatero, en Barranquitas. Éramos 19 hermanos y todos aprendimos el oficio de papá, Marino Torres Torres. A la edad de 8 años, ya yo era limpiabotas en mi pueblo”, recuerda Torres López.

Con el tiempo, Carlos Enrique fue el único que siguió la profesión que le enseñó su padre y trabajó de zapatero toda la vida en su pueblo natal.

“En 1995, con la llegada de las grandes cadenas de zapatos sintéticos y baratos, la gente prefería comprar esos zapatos y botarlos al romperse. Casi no había trabajo para un zapatero, y las cosas se pusieron muy difíciles”, asegura.

Carlos Enrique no se quedó de brazos cruzados. En 1996, se certificó como artesano y se dedicó a hacer sandalias y correas en cuero. “Estuve más de 10 años viajando la isla, iba a todas las ferias a vender mis artesanías”, recuerda.

En el 2007, por una cuestión de salud, se fue a vivir a Nueva York.  Allá tuvo la oportunidad de trabajar en un restaurante. “Y hasta aprendí a hacer alcapurrias en Nueva York”, confiesa. Más adelante, estudió Cocina Internacional y llegó a graduarse de chef.

“La nostalgia fue lo que me hizo regresar a Puerto Rico, donde viven mis hijos. Comencé a buscar trabajo como chef, pero a mi edad, se me hizo difícil. En eso, una vocecita me dijo… Mi’jo tú eres zapatero”, cuenta Torres López.

Enseguida reaccionó y abrió una zapatería en Bayamón. Allí, desde su pequeño local, Torres López trabaja en zapatos de hombre y de mujer, arregla mochilas, carteras y sandalias. Le pone tapitas a los tacos, abre zapatos, pega suelas, los pinta y los brilla, todo lo que necesite el cliente. “Lo más que traen son zapatos para pegar, las reparaciones empiezan en $3 hacia adelante. No es caro”, dice.

Carlos Enrique define la zapatería como un arte envuelto en servicio. “Hago un trabajo de excelencia y siempre trato de dar mi servicio rápido para el mismo día o el día siguiente. Una vez el trabajo está realizado se le avisa al cliente por mensaje de texto para que venga a recogerlo”, explica.

Sandalias a la medida

En su taller, además de arreglar zapatos, Carlos confecciona una variedad de estilos de sandalias para damas y correas de hombres en piel de primera calidad. Los vende solamente en su local. En la entrada de la zapatería, tiene un estante con todas las muestras. Hay sandalias hechas del tamaño 5 al 10 pero las fabrica también según las órdenes que le piden, pues hace trabajos a la medida. Tiene unos 20 modelos que los puede modificar y hacerlos con o sin tacos y en diferentes colores.

“Si viene una persona con un problema de pie ancho o delgado o requiere de una elevación, por tener una pierna más larga que la otra, yo le resuelvo con mi trabajo artesanal y especializado”, destaca.

Explica el experto que, el arte de hacer sandalias es dar buenas terminaciones. “Y eso lo aprendí desde pequeño, con mi padre”, dice con orgullo.

Zapatería Celet abre de lunes a sábado de 9:00 a.m. a 4:00 p.m. Para conocer más acerca de su trabajo, puede acceder a Facebook @zapateriacelet.

Zapaterías en Puerto Rico

San Juan

- Zapatería Loíza

(787) 722-8096

Calle Las Flores #104

- Zapatería La Moderna

 (787) 723-6133

Calle Roberts #1357

- Zapatería Eléctrica

(787) 751-5690

Ave. Domenech #210,  Hato  Rey

- El Dr. De Los Zapatos

 (787) 720-2189

Calle los Pirineos #165, Urb. La Cumbre

- Zapatería New York

 (787) 723-9822

 Calle Hipódromo #608

- Amazing Shoes Repair

 (787) 605-6191

Ave. Winston Churchill #22, Señorial, Cupey

- Zapatería Steps

(787) 299-4068

Calle Wesser, esquina calle Paraná local #4, Río  Piedras

- Heel Quick

(787) 751-4513

Calle Coll Y Toste #337, HR

Guaynabo

- Zapatería Sandal's

(787) 731-5735

Ave. Esmeralda #53

Bayamón

- El Dr. De Los Zapatos

 (787) 787-3410

Calle 1 bloque 10/34,

Santa Rosa

- Zapatería Celet

(787) 955-3534

Carr 862, km 3.4,

Calle Pájaros, Hato Tejas

Carolina

- Zapatería Profesional

(787) 768-5656

Ave. Roberto Clemente #1-D

Corozal

- Zapatería Corozal

(787) 859-2442

Calle Bou #17

Dorado

- Shoe and Heel Repair

(787) 626-5222

Méndez Vigo #373

Hatillo

- Coquí

 (787) 462-7185

Carr #2, km 86.5

Cayey

- Karlan

(787) 263-2455

Ave Meléndez Muñoz #A4

Guayama

- Zapatería Julito

(787) 864-5840

Hostos Norte #3, casco del pueblo

Ponce

- Heel-Quik

(787) 843-4778

Calle Ferrocarril, esquina Muñoz Rivera

Aguadilla

- Zapatería La Pequeñita

 (939) 628-8315

Calle Progreso #131, pueblo

  • Compartir esta nota:
Volver arriba