Loader

Cómo es el plan que se activará el día que muera la reina Elizabeth II

La soberana ha permanecido al mando de Gra Bretaña desde la muerte de su padre, el rey George VI, en 1952
  • Por El Universal/ GDA México
  • 23 FEB. 2021 - 10:57 AM
Photo
El plan lleva el nombre de “London Bridge”. (Foto: Archivo)
  • Compartir esta nota:

La gran mayoría del mundo conoce a la reina Elizabeth II, quien gobernó desde la muerte de su padre, el rey George VI, en 1952. Es la monarca más longeva y con el reinado más largo de Reino Unido, con 69 años.

Pero nadie es eterno y ella lo sabe, pues desde hace décadas junto a su equipo real diseñó el plan “London Bridge”, el protocolo que el mundo debe seguir tras la muerte de la monarca. Cada detalle pasó bajo su aprobación porque, hasta el final, debe salir todo perfecto.

La operación “Puente de Londres” suena a título de película de Hollywood llena de acción y drama, pero cuando esas palabras sean pronunciadas por el secretario de la reina al Primer Ministro, se pondrá en acción el plan para el funeral de Elizabeth II.

Los pasos por seguir

1. Tras confirmarse la muerte de la reina ElizabethII, se contactará al Primer Ministro. Después de que el médico oficial de la reina confirme su muerte, el secretario privado de la monarca se pondrá en contacto con quien sea el Primer Ministro británico.

2. “El Puente de Londres se cayó”. Con la sencilla frase “London Bridge is down” se correrá la noticia entre los funcionarios más importantes a través de llamadas y mensajes encriptados. También se les notificará a los gobiernos fuera de Londres donde la reina es jefa de Estado y a las naciones de la Commonwealth.

3. Se le notificará a la prensa mundial la muerte de la reina Elizabeth II. Tras informar a los mandatarios, se correrá el mensaje entre la prensa mundial, principalmente a la agencia de noticias Associated Press. Antes de dar el triste mensaje en medios de comunicación de radio se transmitirá música “serena” para evitar un fuerte shock.

4. Insignias negras para mostrar respeto y aviso de la muerte de la reina en las puertas del Palacio de Buckingham. Los funcionarios deberán usar brazaletes negros en su brazo izquierdo en señal de respeto y luto. Los comunicadores usarán ropa negra y se pondrá un lazo negro en la pantalla.

De igual manera, se hará el anuncio oficial al público. Un lacayo vestido de luto colocará un aviso de marco negro (para nacimientos es dorado) en las puertas del Palacio de Buckingham. Es muy probable que segundos después ya haya ramos de flores, velas y mensajes de los ciudadanos a la fallecida reina.

5. Los trabajadores se irán a su casa temprano. Este punto depende del día que muera la reina y el trabajo que cada persona tenga, pero varias empresas mandarán a sus empleados a casa por el duelo nacional.

6. Si la reina Elizabeth II muere en el extranjero se le enviará un ataúd. Un avión British Aerospace 146 del escuadrón No 32 de la Royal Flight, despegará de Northolt, en el extremo occidental de Londres, con un ataúd a bordo.

7. El cuerpo de la reina Elizabeth II deberá regresar al salón del trono del Palacio de Buckingham. Sin importar dónde muera la reina, su cuerpo debe ser trasladado a la sala del trono en el Palacio de Buckingham. Donde la esperará un altar, un estandarte real y cuatro Granaderos de la Guardia, ahí permanecerá cuatro días.

8. Al cuarto día de su fallecimiento, la reina Elizabeth II será trasladada al Westminster Hall. Este traslado será acompañado por un gran desfile militar donde millas de personas podrán ver su ataúd pasar. Allí descansará por otros cuatro días.

9. A los nueve días de su muerte, la reina Elizabeth II será enterrada. La ceremonia será en la abadía de Westminster. Ese día se espera que varios negocios no operen para que todos puedan ver el funeral. El Mercado de Valores no abrirá y el Big Ben sonará a las nueve de la mañana.

10. La coronación del príncipe Charles debe esperar un tiempo considerable de duelo. El príncipe Charles se convierte en rey a las 11 de la mañana del día siguiente de la muerte de su madre. Pero su coronación (puro protocolo) no será inmediata, pues deben guardar un tiempo de luto. La reina Elizabeth se convirtió en reina en febrero de 1952, pero no fue coronada hasta junio de 1953 por respeto a su padre.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba