Loader

Contribuyentes canadienses pagaron más de $40,000 por seguridad de Harry y Meghan

Un grupo cuyo objetivo es reducir los impuestos que pagan los ciudadanos, tuvo acceso a los gastos por ese concepto entre el 18 de noviembre de 2019 y el 19 de enero de 2020
  • Por El Mercurio/ GDA
  • 18 JUN. 2020 - 10:27 AM
Photo
Entre noviembre del año pasado y ene de 2020, Meghan y Harry vivieron de manera intermitente en Canadá. (Foto: Archivo)
  • Compartir esta nota:

Un total de $41,530 dólares desembolsaron los contribuyentes canadienses por la seguridad de Harry y Meghan, durante los meses que vivieron en Vancouver, según reveló la Federación Canadiense de Contribuyentes.

El dinero se utilizó en el pago de horas extras y logística a efectivos de la Real Policía Montada de Canadá.

“Durante meses, el gobierno de Trudeau se negó a reconocer que los contribuyentes canadienses estaban comprometidos con los costos de seguridad de Harry y Meghan”, sostuvo Aaron Wudrick, director de la Federación Canadiense de Contribuyentes, un grupo de defensa de los ciudadanos que busca reducir los impuestos. “Ahora sabemos que la respuesta es sí”, agregó.

La pareja viajó a Canadá en noviembre de 2019. Luego estuvieron en Estados Unidos para pasar el Día de Acción de Gracias con la familia de la exactriz y finalmente regresaron al país vecino. Posteriormente, en los primeros días de enero de 2020, Harry y Meghan volvieron a Gran Bretaña, aunque esta última solo por unos pocos días, ya que dejó a su hijo Archie con una niñera en Canadá. Y el 8 de ese mes dieron el anuncio que sorprendió a muchos: tomarían distancia de la familia real y buscarían ser financieramente independientes.

Los datos a los que tuvo acceso la Federación Canadiense de Contribuyentes abarcan desde el 18 de noviembre de 2019 hasta el 19 de enero de 2020. Poco más de un mes después, el Ministerio de Seguridad Pública de Canadá anunció que la Policía Montada dejaría de hacerse cargo de la seguridad de la pareja a partir del 31 de marzo, cuando el denominado “Megxit” se concretara.

Sin embargo, antes de esa fecha Harry y Meghan ya habían dejado Canadá y se habían trasladado a Estados Unidos, específicamente a Los Ángeles. Y fue el propio presidente Donald Trump el que aclaró que su país no pagaría por su protección. Ante ello, un vocero de la pareja indicó que los arreglos para seguridad ya se habían hecho con fondos privados.

Actualmente, Harry y Meghan viven en una mansión, se desconoce si arrendada o prestada, del productor Tyler Perry en Los Ángeles. Según informó a fines de mayo el medio “The Daily Beast”, la pareja ha denunciado en varias oportunidades a la policía local, la presencia de drones que sobrevuelan su hogar mientras ellos están en el jardín con Archie, quien recientemente cumplió un año.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba