Loader

Cuál será el destino de Archie cuando el príncipe Charles se convierta en rey

El pequeño hijo de Harry y Meghan, de apenas 15 meses, podrá elegir a los 18 años si desea formar parte de la familia real o no
  • Por La Nación/ GDA Argentina
  • 29 AGO. 2020 - 4:02 PM
Photo
El hijo de Meghan Markle y el príncipe Harry ocupa el séptimo lugar en la línea de sucesión al trono británico. (Foto: Archivo)
  • Compartir esta nota:

Las especulaciones acerca del retiro de Elizabeth II y del esperado acceso al trono del príncipe Charloe también tuvieron eco en la vida de su nieto más pequeño: Archie Harrison Mountbatten. Si bien sus padres abandonaron la realeza en parte siguiendo el deseo de darle a su hijo una vida más tranquila, el niño de quince meses se convertirá automáticamente en príncipe y ascenderá al sexto lugar en la línea de sucesión cuando su abuelo sea rey.

Se espera que el pequeño se críe en Montecito, en la casa que Meghan y Harry compraron el mes pasado en Estados Unidos, bien lejos del Reino Unido. Sin embargo, a pesar de que sus padres no le dieron a Archie una jerarquía real después de su nacimiento, el título de príncipe lo estará esperando hasta que cumpla 18 años y decida si desea usarlo o no.

De hecho, incluso en el caso de elegir una vida “normal”, es posible que quede sujeto a una ley sobre el matrimonio que rige a la familia real. El diario británico Express consultó con Iain MacMarthanne, un experto en el tema, que aseguró que los miembros de la realeza que ocupan hasta el sexto lugar en la línea de trono deben pedir permiso al monarca para casarse.

Antes de la ley de sucesión de la corona de 2013, todos los descendientes de George II, según los términos de la ley de matrimonios reales de 1772, a menos que se trate de una princesa que se haya casado con una familia real extranjera, tenían que obtener el permiso del soberano para contraer matrimonio con el fin de conservar sus derechos sucesivamente. La Ley de 2013 buscó actualizar varias leyes obsoletas y discriminatorias relacionadas con la monarquía. Mediante esta ley se abolió la primogenitura masculina, permitiendo que el primogénito, independientemente del género, se convirtiera en heredero aparente. La descalificación para heredar el trono al casarse con un católico fue eliminada; y la ley de matrimonios reales de 1772 fue derogada, lo que resultó en que solo los primeros seis en la línea del trono debían obtener el permiso del soberano”, le explicó el especialista al diario.

De todas maneras, no se trata de un asunto definitivo. ¿Por qué? Porque si sus primos George, Charlotte o Louis tuvieran un hijo, Archie quedaría en el séptimo lugar y, por lo tanto, fuera de las obligaciones que impone la ley de sucesión.

El panorama puede modificarse completamente cuando el pequeño cumpla 18 años en 2037. Por ahora, sus padres no parecen preocupados por ese futuro, sino por las consecuencias del uso de las redes sociales. Hace unas semanas, el príncipe Harry publicó una columna en la revista Fast Company donde aseguró que las redes sociales han contribuido a una “crisis de odio”. Allí también escribió que, como padre, lo asusta el poder que tienen y el impacto desconocido que eventualmente pueden provocar en las generaciones futuras.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba