Loader

El príncipe Charles partió de La Habana tras una histórica visita de tres días

La del hijo mayor de la reina Elizabeth II y su esposa Camila fue la primera estancia oficial en Cuba de un miembro de la realeza británica
  • Por EFE
  • 27 MAR. 2019 - 6:03 PM
Photo
La pareja siguió su rumbo hacia Islas Caimán, la última parada de su viaje por el Caribe. (EFE)
  • Compartir esta nota:

La Habana - El heredero de la corona de Reino Unido, el príncipe Charles de Gales, y su esposa Camila, duquesa de Cornualles, abandonaron este miércoles La Habana tras una histórica visita de tres días que ha supuesto la primera estancia oficial en Cuba de un miembro de la realeza británica.

El Airbus Voyager A330-200 de la Fuerza Real Británica partió sobre las 4:00 p.m., hora local (20.00 GMT), del aeropuerto José Martí de la capital cubana rumbo a Islas Caimán, la última etapa de una extensa gira por el Caribe de la pareja real que ha recorrido Santa Lucía, Barbados, San Vicente y las Granadinas, San Cristóbal y Nieves y Granada.

La pareja fue despedida en la pista del aeródromo por la viceministra de Exteriores cubana, Ana Teresita González Fraga, la misma autoridad que les recibió a su llegada a Cuba la tarde del domingo.

La visita real, orientada a profundizar en la “diplomacia constructiva” de Reino Unido aunque carente de contenido político, incluyó una reunión el lunes entre el príncipe de Gales y el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, que asumió el poder en abril del año pasado en relevo de Raúl Castro.

En el encuentro, ambos evaluaron positivamente el estado de las relaciones bilaterales y mencionaron la voluntad mutua de desarrollar los vínculos bilaterales en áreas como la educación, la salud, la cultura, la protección del medioambiente y el desarrollo sostenible, según destacaron los medios estatales cubanos.

El príncipe de Gales y la duquesa de Cornualles también participaron en una actividad cultural en el emblemático Parque John Lennon de La Habana y en la ceremonia de inicio de la construcción de un parque fotovoltaico de financiación británica en la Zona Especial de Desarrollo del Mariel, el proyecto estrella del Gobierno cubano para captar capital extranjero.

En sus últimas horas en La Habana, el heredero de la corona británica recorrió varios laboratorios de investigación y desarrollo del Centro de Inmunología Molecular, inaugurado en 1994 por el fallecido expresidente cubano Fidel Castro.

Tras la visita a este espacio se unió a su esposa en el restaurante privado “Habanera”, del barrio residencial habanero Miramar, donde ambos degustaron bebidas típicas como el tradicional “mojito” y varios platos de la cocina tradicional cubana.

La histórica visita a Cuba de la pareja real británica se enmarca en el estrechamiento de vínculos iniciado en 2016 con el viaje del entonces ministro de Exteriores y actual ministro de Hacienda del Reino Unido, Philip Hammond, al calor del “deshielo” entre Estados Unidos y Cuba, revertido en los últimos tiempos por la Administración de Donald Trump.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba