Loader

El príncipe Charles se muestra agradecido por las muestras de afecto

El primogénito del duque de Edimburgo dice que la familia real está “profundamente agradecida” por el apoyo del mundo
  • Por AP
  • 10 ABR. 2021 - 2:37 PM
  • Compartir esta nota:

El príncipe Charles de Gran Bretaña ofreció un sentido homenaje a su “querido papá” el sábado cuando el Palacio de Buckingham ofreció las líneas generales de un funeral real al que asistirá la familia y se transmitirá al mundo.

Mientras la reina Elizabeth II y otros familiares lloraban, Charles ofreció un mensaje de video profundamente personal en el que decía que la familia real estaba “profundamente agradecida” por el gran apoyo que recibieron tras la muerte el viernes de su padre de 99 años, el príncipe Philip.

El heredero al trono dijo que estaba conmovido por la cantidad de personas en todo el mundo que han compartido la pérdida y el dolor de su familia.

“Mi querido papá era una persona muy especial que creo que, por encima de todo, se habría sorprendido por la reacción y las cosas conmovedoras que se han dicho sobre él”, dijo Charles, hablando desde su casa de Highgrove, en el suroeste de Inglaterra. “Y desde ese punto de vista nosotros, mi familia, estamos profundamente agradecidos por todo eso. Nos sostendrá en esta pérdida en particular y en este momento particularmente triste”.

El funeral ceremonial real de Philip se llevará a cabo el 17 de abril en el Castillo de Windsor, un servicio reducido en medio de la pandemia de COVID-19 que estará completamente cerrado al público. El palacio insistió en que la realeza se adheriría estrictamente a las pautas nacionales sobre virus, medidas que en teoría implicarían el uso de máscaras en un espacio cerrado y distanciamiento social. El palacio se negó a comentar sobre detalles.

Philip, el esposo de la reina durante 73 años, también conocido como el duque de Edimburgo, participó en la planificación de su propio funeral y su enfoque en la familia estuvo de acuerdo con sus deseos. El duque también participó en el diseño del Land Rover modificado que llevará su ataúd.

“Aunque los arreglos ceremoniales se reducen, la ocasión aún celebrará y reconocerá la vida del duque y sus más de 70 años de servicio a la Reina, el Reino Unido y la Commonwealth”, dijo un portavoz del palacio el sábado mientras hablaba bajo condición de anonimato.

El príncipe Harry, el nieto de Philip que dejó sus deberes reales el año pasado y ahora vive en California, asistirá al servicio en Windsor junto con otros miembros de la familia real. Su esposa Meghan, la duquesa de Sussex, que está embarazada, ha sido aconsejada por su médico que no haga el largo viaje.

El palacio hizo un llamamiento al público para que no se reuniera en Windsor y para que aquellos que desearan presentar sus respetos a Philip se quedaran en casa.

El anuncio se produjo después de que equipos militares en todo el Reino Unido y en barcos en el mar dispararan 41 cañonazos el sábado para conmemorar la muerte de Philip, en honor al exoficial naval a quien consideraban uno de los suyos.

Baterías en Londres, Edimburgo, Cardiff y Belfast, las capitales de las cuatro naciones que componen el Reino Unido, así como en otras ciudades del Reino Unido y el puesto avanzado de Gibraltar en el Mediterráneo, dispararon descargas a intervalos de un minuto a partir del mediodía. Los barcos, incluido el HMS Montrose, una fragata que patrulla el Golfo Pérsico, ofrecieron sus propios saludos.

“El duque de Edimburgo sirvió entre nosotros durante la Segunda Guerra Mundial, y se mantuvo fiel a la Royal Navy y las Fuerzas Armadas en su conjunto”, dijo el general Nick Carter, jefe del estado mayor de defensa, en un comunicado. “Una vida bien vivida. Su Alteza Real nos deja un legado de espíritu indomable, firmeza y un sentido del deber inquebrantable”.

Los miembros de la Commonwealth, un grupo de 54 países encabezados por el monarca, también fueron invitados a honrar a Philip. La Fuerza de Defensa de Australia comenzó su saludo a las 5:00 p.m. hora local fuera de la Casa del Parlamento en Canberra, y Nueva Zelanda planea ofrecer su propio homenaje el domingo.

Philip se unió a la Royal Navy como cadete en 1939 y una vez tuvo una prometedora carrera militar. En 1941, fue honrado por su servicio durante la batalla del Cabo Matapan frente a la costa de Grecia, cuando su control de los reflectores a bordo del HMS Valiant permitió que el acorazado señalara los barcos enemigos en la oscuridad. Philip ascendió al rango de comandante antes de retirarse del servicio activo.

Dos años después de que terminó la guerra, Philip se casó con Elizabeth en la Abadía de Westminster cuando ella tenía 21 años y él 26. La carrera naval de Felipe llegó a un abrupto final cuando el rey George VI murió en 1952 y su esposa se convirtió en reina.

En la coronación de la reina en 1953, Philip juró ser el “señor de la vida y los miembros” de su esposa y se instaló en una vida apoyando al monarca. La pareja tuvo cuatro hijos: Charles, el heredero del trono, Anne, Andrew y Edward.

Antes de retirarse de sus funciones oficiales en 2017, el príncipe llevó a cabo más de 22,000 compromisos públicos en solitario y apoyó a más de 780 organizaciones, incluido el Premio Duque de Edimburgo para jóvenes.

El público continuó honrando la vida de servicio de Philip el sábado, dejando flores frente al Palacio de Buckingham y el Castillo de Windsor a pesar de los llamamientos de las autoridades y la familia real para que no se reunieran.

“Creo que a todos les gustaría presentar sus respetos”, dijo Maureen Field, de 67 años, en las afueras del castillo de Windsor. “Debido al virus, mucha gente tiene que mantenerse alejada. No quería un gran funeral. Quería un momento muy privado con su familia para despedirse. Entonces, todos tenemos que respetar eso".

Mike Williams, de 50 años, viajó desde su casa en Surrey, al suroeste de Londres, al Palacio de Buckingham para honrar al príncipe.

“Es una gran pérdida para el país y para el mundo, creo, así que queríamos venir y presentar nuestros respetos”, dijo Williams. “No sé lo que logra, pero sentí que era lo correcto”.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba