Loader

El rey de Tailandia no podrá celebrar su primer año de coronación

Como consecuencia de las restricciones por la pandemia de COVID-19, se han reducido al mínimo las ceremonias para festejar
  • Por EFE
  • 04 MAY. 2020 - 08:42 AM
Photo
Las celebraciones oficiales de este día festivo se han limitado a una ceremonia celebrada ante un retrato del monarca ausente en un salón del Palacio Real. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Tailandia conmemora hoy el primer aniversario de la coronación del rey Vajiralongkorn, una ocasión que en la que, como consecuencia de las restricciones por la pandemia de COVID-19, se han reducido al mínimo las ceremonias de celebración de un reinado que no ha estado exento de polémica.

En principio, las celebraciones oficiales de este día festivo se han limitado a una ceremonia celebrada ante un retrato del monarca ausente en un salón del Palacio Real encabezada por el primer ministro, Prayut Chan-ocha, en la que el mandatario, acompañado de su esposa y varios miembros de su Gabinete, rindieron homenaje a Vajiralongkorn.

El viernes pasado, el Gobierno anunció que se cancelaban todas las ceremonias reales previstas para el mes de mayo como consecuencia del estado de emergencia decretado para combatir el Covid-19, del que se han confirmado 2,987 casos hasta el momento, con 54 fallecidos, y que incluye un toque de queda nocturno y el cierre de diversos establecimientos.

Escasas apariciones públicas 

En cualquier caso, durante los últimos meses han sido escasas las apariciones públicas del monarca de 67 años, que reside durante largas temporadas en Alemania y llegó a conseguir que se cambiara la constitución de 2017 para que no sea necesario nombrar a un regente que le sustituya cuando se halle fuera del país.

El pasado viernes, la Casa Real tailandesa hizo pública una serie de fotografías de Vajiralongkorn y su esposa, la reina Suthida, con motivo de su primer aniversario de boda en las que ambos aparecen luciendo ropa deportiva mientras supervisan la fabricación de mascarillas contra el COVID-19, si bien no se especificaba la fecha en que fueron tomadas las instantáneas.


Por otro lado, el pasado 6 de abril, el rey y la reina visitaron brevemente Tailandia desde Alemania por el aniversario del inicio de la dinastía Chakri, a la que pertenece Vajiralongkorn y que dio comienzo en 1782, y protagonizaron ceremonias en las que rindieron homenaje al padre del monarca, el rey Bhumibol, fallecido hace cuatro años.

Críticas sin precedentes 

La inacción de Vajiralongkorn durante la pandemia le ha convertido en objeto de críticas que no tienen precedentes en un país donde la monarquía desempeña un importante papel y que cuenta con una de las leyes de lesa majestad más estrictas del mundo, que castiga con hasta 15 años de cárcel las críticas al monarca.

A finales del pasado mes de marzo, centenares de miles de internautas tailandeses inundaron Twitter con la etiqueta "#¿Paraquénecesitamosunrey?", y muchos de ellos acusaron a Vajiralongkorn de no preocuparse por los afectados del coronavirus, que está dañando enormemente la economía del país.

El actual monarca heredó el trono tras la muerte del Bumhibol en 2016, aunque no se coronó hasta el año pasado, pero no ha heredado la popularidad de su progenitor, que reinó durante siete decenios y al que gran parte de los tailandeses reverenciaba como el padre de la nación y como una figura prácticamente semidivina.

Un reinado lleno de sorpresas 

A diferencia de su padre, que estuvo casado con la reina madre Sirikit desde 1950 hasta su muerte, Vajiralongkorn se ha casado en cuatro ocasiones, la última de ella hace un año por sorpresa y tres días antes de su coronación, con la actual reina Suthida, una antigua azafata de vuelo de 41 años que había formado parte de la guardia personal de su esposo.

Algunos meses después, en julio de 2019, el monarca otorgó por sorpresa a una antigua enfermera y miembro de su guardia personal de 34 años, Niramon Ounprom, el título de "noble consorte real" ("Chao Khun Phra"), la primera vez que era concedido en casi cien años, ya que el título había quedado obsoleto con la abolición de la poligamia en la Casa Real en 1935.

Sin embargo, el mes de octubre la Casa Real anunció que retiraba todos los títulos reales y rangos militares la consorte, cuyo paradero se desconoce desde entonces, señalando que Sineenat había "sido desleal a la Corona" al pronunciarse en contra de la reina Suthida "con el deseo de ser nombrada ella misma reina" en un duro comunicado.

El rey afianza su poder 

Entretanto, el rey, que se halla oficialmente "por encima de la política", ha conseguido afianzar su poder incrementando su influencia sobre el Ejército, una de las instituciones clave del país y que desde el final de la monarquía absoluta en 1932 ha tomado el poder en 13 golpes de estado, el último de ellos en 2014, sin contar con otros nueve fallidos.

Desde que accedió al trono, Vajiralongkorn ha asumido el control de cinco agencias estatales responsables de la seguridad y asuntos reales que hasta entonces dependían de la oficina del primer ministro, el Ministerio de Defensa y la Policía.

Además, el jefe de las Fuerzas Armadas nombrado en 2018, Apirat Kongsompong, pertenece a la Guardia del Rey, la facción castrense más afín al actual monarca.

Por otro lado, en julio de 2017, el Parlamento elegido a dedo por la junta militar que gobernó Tailandia entre 2014 y 2019 otorgó a Vajiralongkorn el control sobre la Oficina de Propiedades de la Corona, encargada de la gestión de la fortuna real de al menos $35 mil millones de dólares, que hasta entonces había estado a cargo del Ministerio de Finanzas.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba