Loader

Elizabeth II insta a los británicos a no rendirse en su mensaje del Día de la Victoria

La reina británica recordó los principios que llevaron a su país a mantenerse firme durante la segunda Guerra Mundial cuando, como ahora, “las perspectivas parecían desoladoras, el final lejano, el desenlace incierto”
  • Por EFE
  • 09 MAY. 2020 - 11:08 AM
Photo
La reina ofreció un discurso que fue grabado previamente en la Sala Blanca del castillo de Windsor. (Foto: AP)
  • Compartir esta nota:

La reina Elizabeth II alabó la respuesta de los británicos a la pandemia del coronavirus al conmemorar en un discurso a la nación el 75 aniversario del fin de la segunda Guerra Mundial, que ella celebró en persona cuando tenía 19 años.

En su sexta comparecencia televisada en 68 años de reinado, exceptuando su anual mensaje navideño, la monarca rememoró cómo al principio de la contienda “las perspectivas parecían desoladoras, el final lejano, el desenlace incierto”, pero el Reino Unido mantuvo la esperanza “porque la causa era correcta”.

“No rendirse, no desesperarse, ese fue el mensaje del VE Day (Día de la Victoria en Europa)”, afirmó, en un discurso pregrabado en la Sala Blanca del castillo de Windsor (a las afueras de Londres), en el que apareció rodeada de recuerdos de la época.

Su intervención estuvo precedida de un extracto de la que su padre, el rey George VI, hizo el 8 de mayo de 1945, en la que constató el fin de “las tribulaciones” de la guerra y reconoció la labor de los caídos.

Elizabeth II, que accedió al trono siete años después, dijo recordar “vivamente” “las escenas jubilosas” que ella y su hermana Margareth presenciaron con sus padres y el primer ministro Winston Churchill desde el balcón del palacio londinense de Buckingham.

La jefa del Estado, de 94 años, agradeció “la fuerza y el coraje” que el Reino Unido y sus aliados demostraron durante el conflicto y observó que “puede parecer difícil” que el 75 aniversario de la victoria aliada no pueda celebrarse “como desearíamos”, sino confinados por la pandemia de COVID-19.

Photo

En esta foto de archivo del 8 de mayo de 1945, el primer ministro británico, Winston Churchill, en el centro, se une a la familia real, desde la izquierda, la princesa Elizabeth, la reina Elizabeth, el rey George VI y la princesa Margareth, en el balcón del Palacio de Buckingham, Londres, Inglaterra, en VE Day. (Foto: Archivo AP)

“Pero nuestras calles no están vacías; están llenas de amor y del cariño que nos tenemos los unos a los otros”, declaró.

“Y cuando miro a nuestro país hoy, y veo lo que estamos dispuestos a hacer para protegernos y apoyarnos mutuamente, digo con orgullo que somos todavía una nación que esos valientes soldados, marinos y pilotos reconocerían y de la que estarían orgullosos”, afirmó.

El discurso de la Reina, confinada en Windsor, culminó una jornada de festejos a puerta cerrada y actos simbólicos iniciados por el príncipe Charles, heredero al trono, y su esposa Camilla, que aparecieron en televisión respetando los dos minutos de silencio desde su confinamiento en Escocia.

Los eventos del 75 aniversario de la Capitulación del Tercer Reich incluyeron un mensaje en vídeo a los veteranos del conflicto del primer ministro conversador, Boris Johnson, y una retransmisión de extractos del discurso de la victoria de Churchill.

Johnson habló además por teléfono con la canciller alemana, Angela Merkel, y recibió un mensaje del presidente ruso, Vladimir Putin, que, según un portavoz gubernamental, destacó “la cooperación entre la Unión Soviética y los países de la coalición contra Hitler” y esperó que el recuerdo de esa colaboración conduzca a un diálogo británico-ruso “constructivo”.

En otra grabación, Charles leyó partes del diario de su abuelo, George VI, donde reflexiona sobre la rendición nazi, mientras que aviones militares sobrevolaron Londres, Cardiff, Edimburgo y Belfast.

A pesar de que, en este fin de semana largo y soleado (hoy es festivo en el Reino Unido), había poca gente en la calle y escaso ambiente festivo, se animó a los británicos a organizar fiestas con té y dulces en su casa y a cantar “We will meet again” de Vera Lynn, famosa en la guerra, después del discurso de la reina.

La comparecencia televisiva de la monarca -la segunda en poco más de un mes- refleja la excepcionalidad de los tiempos actuales, con el encierro impuesto por una pandemia que ha causado ya al menos 31,241 muertes en el Reino Unido, según datos publicados ayer.

Cuatro de sus seis discursos han sido en momentos de crisis o duelo nacional: durante la guerra del Golfo en 1991, tras la muerte de la princesa Diana en 1997 y la de la Reina Madre en 2002 y uno el 5 de abril para animar a los británicos a luchar contra el virus.

Otro discurso televisado, al margen de los del 25 de diciembre, conmemoró su Jubileo de Diamantes en 2012 y el de esta noche ha marcado la victoria aliada en Europa después de la II Guerra Mundial.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba