Loader

“Esa cicatriz me dice que estoy viva”

La ex Miss Universo, Dayanara Torres, conversa en exclusiva sobre sus días durante la pandemia y cómo mantiene su cabello lustroso y libre de canas
Photo
Cada una de las cicatrices que lleva en su cuerpo tienen un significado, por lo que la exreina de belleza no se molesta en cubrirlas ni se avergüenza de ellas. (Suministrada)
  • Compartir esta nota:

Sin bajar la guardia y siendo extremadamente cautelosa ha estado la ex Miss Universo Dayanara Torres, quien desde un principio ha tomado muy en serio los meses de confinamiento causado por la pandemia del coronavirus.

Sus salidas se han limitado a las citas médicas de seguimiento, luego de en marzo de 2019 fuera diagnosticada con cáncer de piel tipo melanoma para el que recibió tratamiento por aproximadamente un año y la mantiene con su sistema inmunológico comprometido.

Como medida de prevención, la beldad boricua asegura que todo lo ordenan para que les llegue a la casa, todo lo limpian y lo desinfectan. Al mismo tiempo, estos pasados meses les han resultado muy valiosos al lado de sus vástagos Cristian y Ryan, con quienes ha aprovechado para divertirse y hacer diversas tareas en su hogar localizado en Los Ángeles, California, donde reside desde el 2005.

“Estamos tanto tiempo en la casa, aprendiendo mucho y leyendo más. Hice un huerto con los nenes, que ya les están saliendo tomates. También tengo parsley, recao, basil y mentas, que al chiquito le encanta el té de menta. Los nenes me están ayudando a pulir mesas, que eran de colores oscuros y les estamos dando un tono más clarito y gastado. Estamos tanto tiempo aquí encerrados y esto va para largo, que quiero que la casa me encante y me fascine”, indica la actriz y modelo a la vez que revela que este tiempo ha sido bien retante, principalmente para el menor de sus hijos, Ryan, ambos frutos de su matrimonio con el cantante Marc Anthony.

“Desde el principio esto lo tomé muy en serio. Con mis hijos y con el chiquito es el que se me ha hecho más difícil. Imagínate un nene de 16 años que tiene que estar aquí encerrado para cuidar a su mamá, quisiera ver a sus amigos, pero no puedo arriesgarme, no podemos arriesgarnos. Ha sido fuerte la batalla, un poco cuesta arriba, pero ha entendido y es necesario”, cuenta Torres.

No obstante, tener en casa de regreso a su primogénito luego de haber iniciado estudios en Nueva York, cuya partida le provocó mucha tristeza, indica que ha sido motivo de agradecimiento. “Es lo único que le agradezco a la pandemia”, resalta la ganadora de la edición de 2017 del programa televisivo Mira Quién Baila, quien está en remisión de cáncer y solo va a la clínica cada tres meses a realizarse los exámenes de rigor.

“Me siento tranquila, estoy bien. En cuestiones de los chequeos ya me he hecho dos, que han salido negativos y para nosotros es una fiesta. A esperar los próximos, espero en Dios y en las oraciones de gente que se ha unido, que todo siga bien, que yo siga saludable y que salga todo siempre negativo”, comunica a la vez que acepta que el año 2019 fue uno doloroso en diversos aspectos. “He pasado un año súper fuerte, el 2019 no fue bueno, pero estoy aquí. Estoy viva y no puedo estar que más agradecida. Si pasé un año bastante doloroso, emocionalmente cansada y mi cuerpo, pero sigo adelante, estoy aquí, me levanto y disfrutando de mi familia y de estos momentos que tenemos”.

El valor de sus cicatrices

Cada una de las cicatrices que lleva en su cuerpo tienen un significado. Por eso, la exreina de belleza indica que no se molesta en cubrirlas ni son algo por lo que deba avergonzarse. Al contrario, confirma que vive orgullosa de ellas. Una va desde su ombligo hacia abajo por una cirugía en sus intestinos, otra por la apéndice, una tercera fue a causa de un sobrehueso que le salió a sus 16 años, y la más reciente la de su pierna; cada una con su historia.

“Para mí valen mucho y dicen todo lo que he vivido. Todas mis cicatrices significan algo grande para mí, pero nunca algo de lo que haya que estar avergonzada, de tenerlas que tapar ni nada. De hecho, la de la pierna es grandísima, me han dicho varias personas que use una crema o laser para que se borre. No importa que se vea. No está en mi mente que tengo que hacer algo para que no se vea o taparla. Al contrario, eso demuestra mucho y le demuestra a otras personas que somos humanos que pasamos por cosas, nos hace quiénes somos y yo vivo orgullosas de ellas. Esa cicatriz me dice a mí que estoy viva”, expresa.

Precisamente, hace varios días Torres publicó en la red social Instagram una foto en la que dejaba al descubierto no solo su cicatriz, sino su curvilínea figura y su cabello al natural, con la que causó revuelo y mensajes de apoyo.


“Quise publicar algo que tuviera valor, que en estos momentos es real, que sí tengo unas libras de más como le ha pasado a todo el mundo, porque no se puede ir a los gimnasios o si se hacen ejercicios desde la casa, pero no es lo mismo. Me he gozado a mi familia y a mis niños, he comido, he disfrutado y luzco mi pelo rizo para darle un descanso. Estoy feliz, ¡estoy viva!”, manifiesta.

Cabello al día

Cubrir las raíces, las canas y demás tratamientos por parte de los expertos hubo que darle una pausa durante el encierro casudado por la pandemia y la ex Miss Universo Dayanara Torres no estuvo exenta de esto. Su rutina de belleza se alteró y, aprovechando que no está haciendo apariciones televisivas, optó por dejar su cabello al natural para darle un respiro y no someterlo al calor del secador.

“Le estoy dando mucho tratamiento al pelo, ya no me lo estoy secando cada vez que me lo lavo.  Recuerda que mi pelo es fuerte, es bien puertorriqueño, y eso conlleva fuerza y poder de brazos para secarlo. Con el  acondicionador ElVive Wonder Water de L’Oréal, que por cierto amo, y no es que sea modelo de L’Oréal, es que me encantan.  Me lo aplico y el pelo se pone como una seda. Al quitarlo queda brilloso. Creo que es cuando más bello he tenido el pelo”, indica.

No obstante, añade que cuando aparecen esas primeras canas que quiere disimular y no le ha llegado el momento de retocarse o no ha tenido el tiempo para hacerlo, revela que usa el producto Magic Root Cover Up de L'Oré́al Paris; una fórmula en spray que permite ocultar las canas en segundos para que las raíces luzcan como recién pintadas.

“El problema es que cuando salen las canas se notan de lejos, pues eso me da trabajo y estrés, pero uso el spray Magic Root, con el que te peinas, te arreglas, te lo tiras unos segundos y te tapa las canas. Definitivamente, es como magia. Es instantáneo, no mancha, no deja el pelo duro ni se te queda emplegostoso si te pasas las manos. Es un resuelve por si tienes algún compromiso, entrevistas o algo importante, te lo tiras y ya”, revela Torres.

Por otra parte, comenta que uno de los aprendizajes desde la casa durante la cuarentena ha sido pintarse el cabello por sí misma, lo que ha resultado una experiencia totalmente nueva. La embajadora de L’Oréal Paris en Puerto Rico desde 2018  explica que aunque ya se pudiera ir al salón de belleza, no se atreve hacerlo para cuidar de su salud.

Photo

Productos para el cabello L'Oréal utilizados por la modelo y actriz Dayanara Torres. (Suministrada)

“Seguí los pasos de la cajita de Excellence Creme, uso el tono número 4. Es súper fácil, hago todo lo que dicen las instrucciones. Primero divido el cabello, hago la mezcla, uso los guantes, me voy dividiendo el pelo y lo aplico solo en la raíz, de atrás hacia adelante, porque mi pelo en las puntas es más claro. Y así lo voy mojando hasta que termino de aplicarlo en toda la cabeza. Espero de 20 a 30 minutos y me lo lavo con los guantes puestos para que no se me pongan las uñas negras. Dejo que toda esa agua oscura salga, me pongo el acondicionador que también trae la cajita, que me encanta porque te lo deja como si nada hubiese pasado en tu pelo”, explica Torres.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba