Loader

Examante de Juan Carlos I dice que el monarca movió grandes sumas de dinero entre Suiza y Madrid

Corinna Larsen ofreció una nueva entrevista en la que reveló, además, que el anterior jefe del Estado español le enseñó una máquina de contar dinero en el Palacio de la Zarzuela que la dejó “boquiabierta”
  • Por Agencia EFE
  • 05 OCT. 2020 - 11:56 AM
Photo
El rey emérito está en Emiratos Árabes. (Archivo)
  • Compartir esta nota:

Madrid - Corinna zu Sayn-Wittgenstein, antigua amante del rey Juan Carlos I de España, asegura que los administradores del rey emérito transfirieron “grandes sumas de dinero entre Suiza y Madrid” y que no será ella quien contradiga a los medios internacionales que sostienen que la fortuna del monarca es de unos 1,200 millones de euros.

En una entrevista publicada hoy por el diario español OKdiario, Larsen señala que publicaciones serias como The New York Times, que cifra su fortuna en $2,300 millones, o la revista Forbes, que lo hace en 1,200 millones de euros, han hecho esas estimaciones, y aunque apunta que desconoce el monto, “a lo largo de 40 años se sabe de muchos regalos y grandes transacciones para los intereses comerciales de España”.

Sobre la posibilidad de que el rey de España, Felipe VI, pueda tener cuentas en paraísos fiscales, la ex amiga de Juan Carlos de Borbón dice que no tiene nada que señalar al respecto pero sí afirma que el actual monarca no puede decir “que no tiene nada que ver con las finanzas de su padre si se ha beneficiado toda su vida”.

Larsen explica además que la donación de 65 millones de euros que recibió de Juan Carlos I “fue un testamento meditado y ejecutado en vida que le llevó un año preparar” porque, según la empresaria alemana, el rey emérito español temía que si lo dejaba por escrito en su testamento su familia “lo ignoraría”.

En la entrevista también asegura que el anterior jefe del Estado español le enseñó una máquina de contar dinero en el Palacio de la Zarzuela, la residencia de la familia real española en Madrid, que la dejó “boquiabierta” al insistir en que el monarca movía mucho dinero en metálico.

Larsen tenía previsto haber comparecido ante la Audiencia Nacional española el pasado 28 de septiembre, pero el juez que investiga las supuestas cuentas bancarias de Juan Carlos I en Suiza suspendió la comparecencia para pedir formalmente a las autoridades británicas poder interrogarla en la Embajada de España en Londres, donde reside.

La Fiscalía española investiga unas supuestas comisiones pagadas al rey emérito en la adjudicación de la construcción del tren de alta velocidad (AVE) a La Meca a un consorcio de empresas españolas en 2011, tras hallar una grabación de un encuentro entre Larsen y el exjefe policial español José Villarejo, celebrado en Londres en 2015.

En esa conversación, Larsen decía que Juan Carlos I había tenido cuentas en Suiza en las que supuestamente recibió comisiones por la adjudicación de la construcción del tren de alta velocidad saudí.

Hace unos meses, la Fiscalía Anticorrupción envió una comisión rogatoria a Suiza para acceder a los datos sobre una presunta donación de 65 millones de euros desde una fundación panameña - llamada Lucum y supuestamente vinculada a Juan Carlos I- a una cuenta de Corinna Larsen.

Las diligencias en España discurren en paralelo a las pesquisas de la Fiscalía de Ginebra contra presuntos testaferros en cuentas bancarias de ese país.

El pasado 3 de agosto, la Casa Real española anunció la decisión del Juan Carlos I de trasladar su residencia fuera de España ante la controversia suscitada por las informaciones sobre sus supuestos negocios ocultos en Suiza.

Tras una semana de especulaciones sobre su paradero, que lo situaron en República Dominicana y Portugal, se dio a conocer que el rey Emérito se encontraba en Abu Dabi (Emiratos Árabes Unidos), donde continúa hasta el momento.

Tras las primeras informaciones sobre los supuestos manejos financieros de Juan Carlos de Borbón, su hijo y actual monarca Felipe VI, renunció a la herencia que pudiera recibir de su padre y le retiró la asignación económica por pertenecer a la familia real española.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba