Loader

Giorgio Armani es considerado el diseñador más rico del mundo de la moda

El diseñador de 85 años fundó su firma a los 40 años y aún planea seguir con su carrera
  • Por El Comercio/ GDA
  • 03 ENE. 2020 - 10:27 AM
Photo
Las creaciones de Giorgio Armani son reconocida por su sobriedad y elegancia. (Foto: Archivo)
  • Compartir esta nota:

Algunas veces existen excusas para emprender y formar una empresa, como la falta de dinero, tiempo o edad. Giorgio Armani decidió crear su empresa a los 40 años, sin ningún estudio en moda como antecedente, pero con persistencia y empeño.

Hoy, el diseñador tiene 85 años y es el único accionista principal de su empresa, la cual tiene un valor de 10 mil millones de dólares. Además, su marca es reconocida mundialmente por ser sobria, elegante y lujosa.

Giorgio nació en Italia en 1934 y de niño pasó una época muy difícil en su país, ya que vivió en carne propia la Segunda Guerra Mundial. Comenzó sus estudios en la carrera medicina gracias a que obtuvo una beca, pero con el tiempo se dio cuenta que esa elección no le hacía feliz y decidió buscar su destino. Poco tiempo después encontró un trabajo como escaparatista y asistente de compras en una de las tiendas más importantes de Milán: ‘La Rinascente’, donde ganó experiencia y se convenció de que su vocación era en la industria de la moda. Luego, comenzó a trabajar como diseñador para Nino Cerruti.

“Nunca fui a la escuela de moda como la Saint Martins o el instituto Marangoni. Yo estudie medicina. En un momento de mi vida decidí que quería hacer algo más, no me gustaba lo que estudiaba, así que empecé en el mundo de la moda”, cuenta en un programa español.

Sin estudiar la carrera de diseño y como todo un autodidacta se adentró en el mundo de las telas y bocetos poco a poco. A los 30 años, emprendió desde cero y dejó Nino Cerruti para abrir su propia marca. En 1975 fundó su empresa, pero no comenzó solo, sino que estuvo acompañado de su pareja, el arquitecto Sergio Galeotti, quien le dio un pequeño empujón. Sergio se encargó de la administración, y él de los diseños.

Su pasión y su mano derecha fueron las piezas claves para su pronto ascenso. El diseñador fue reconocido por los trajes desestructurados, sin forro, toques femeninos y ligereza en los cortes.

“Decidí no fijarme en lo que pasaba en el mundo de la moda. Empiezo cada temporada con una hoja en blanco”, detalla Giorgio en la cuenta oficial de Armani.

Los trajes de los hombres en los años 60 eran aburridos y conservadores, por lo que con sus diseños desenfadados se creó una nueva generación de sastrería. Tenía una visión clara: deseaba acabar con la ropa con detalles superfluos. Confiaba en los colores neutros.

El diseñador, empezó con buen pie, ya que uno de sus trajes fue visto en la película Hollywoodense “American Gigoló”, protagonizada por Richard Gere y Lauren Hutton. Desde entonces se hizo más conocido.

Una década después falleció la pareja de Giorgio y mucha gente no creía que él fuera capaz de llevar la empresa solo. Sin embargo, fue todo lo contrario. Con tristeza continuó su legado y con el tiempo una nueva idea emergió. Él sabía que sus trajes eran costosos, por lo que creó submarcas con objetivos distintos, por ejemplo, están las más juveniles y casuales como Armani Privé, Armani Exchange, Armani Jeans y Emporio Armani.

Con el tiempo, la ropa del diseñador fue reconocida por su sobriedad y elegancia, y en consecuencia celebridades del mundo de la música y el cine apuestan por llevar sus prendas a distintos eventos y ‘red carpets’. Asimismo, Giorgio tiene un museo llamado Armani Silos, donde se muestran sus diseños más importantes. En él, se encuentran 600 prendas y 200 complementos que van desde 1980 hasta la actualidad.

“Fue una buena ocasión para enseñar todo mi trabajo y en especial esa parte de mi obra que se ha perdido de alguna manera en estos años y que ha pasado desapercibida, porque nadie lo ha considerado como debía. Para mí es como una pequeña revancha, pero que no se sienta nadie aludido frente a las personas que han visto en Armani ciertas inspiraciones y tendencias, pero no otras. Para un creativo eso es decepcionante, porque uno se esfuerza en salirse de su estilo, en encontrar soluciones diferentes y en evolucionar. En cambio, siempre encuentras una crítica constante que dice: ¡Esto no lo hace Armani¡ o ¡No se puede identificar con el estilo Armani!. En mi opinión eso es negativo, para alguien como yo que quiere seguir trabajando”, explicó en el documental ‘El efecto Armani’.

Este año, la actriz Julia Roberts le entregó el premio por su contribución a la industria de la moda en los ‘UK Fashion Awards’.

“Él ama a las mujeres y eso es innegable. A todas ellas con su complejidad y dualidad. Ha sido un privilegio para Julia y para mí, ser parte de tu familia extendida”, comentó la actriz Cate Blanchett en el evento. El diseñador, con simpatía y gran alegría agradeció por el premio a las dos actrices que lucieron sus diseños.

El diseñador a sus 85 años aún no tiene planes de jubilación. En la actualidad tiene más de 350 tiendas en todo el mundo y marcas para diversos públicos, pero no solo ello, sino también ofrece accesorios, perfumes y línea de prendas para el hogar.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba