Loader

Estos son los nombres que suenan para el bebé del príncipe Harry y Meghan

La selección para el niño que nació ayer tiene a las casas de apuestas ocupadas
  • Por EFE
  • 07 MAY. 2019 - 10:00 AM
Photo
De acuerdo con el "Daily Mail", la exactriz estadounidense dio a luz en la clínica privada Portland de Londres. (AP)
  • Compartir esta nota:

Los duques de Sussex, Harry y Meghan, siguen pensando en el nombre que le pondrán a su recién nacido, con Alexander, James y Arthur como los favoritos de las apuestas, mientras se espera saber si el bebé llevará el título de príncipe.

La popular pareja y su niño pasan la jornada en privado, posiblemente en Frogmore Cottage, su casa ubicada en los terrenos de Windsor (a las afueras de Londres), después de que la duquesa, de 37 años, diera a luz este lunes en una clínica privada y no en casa como se creía, de acuerdo con los medios británicos.

La llegada de otro bebé a la familia real ha generado una gran atención mediática en el Reino Unido, pero el principal foco de atención ha sido el pueblo de Windsor, donde los más monárquicos ya han dejado en las barreras de seguridad del castillo todo tipo de recuerdos, desde flores hasta banderas y osos de peluche.

También en Londres, en las rejas del palacio de Buckingham y en la famosa torre de telecomunicaciones de BT, hay mensajes de felicitaciones y letreros luminosos que dicen: "¡es un niño!".

Apodado como "Baby Sussex", el bebé aún no tiene nombre, a la espera de que se conozca posiblemente mañana, pero las casas de apuestas ya tienen los de Alexander, James y Arthur como los preferidos, aunque la gente también ha apostado también por Spencer, Phillip, Charles, Edward y Oliver.

A diferencia de los duques de Cambridge, los de Sussex han decidido no comparecer ante los medios con el bebé en brazos el mismo día del nacimiento, una señal de que desean preservar su intimidad y evitar un gran despliegue de cámaras y fotógrafos.

Aún no está claro si divulgarán mañana una foto del pequeño o si se dejarán ver en familia ante las cámaras de televisión, dada la gran expectación por este nacimiento.

De acuerdo con el "Daily Mail", la exactriz estadounidense dio a luz en la clínica privada Portland de Londres, especializada en ginecología y obstetricia, pues el parto llegaba con retraso, lo que podía complicar un nacimiento en casa.

Con 7.3 libras, el pequeño está "para comérselo", en palabras de su orgulloso padre.

Puede no llevar el título de príncipe y ser conocido como conde de Dumbarton, uno de los títulos que la reina Elizabeth II le concedió a Harry el día de su boda en mayo de 2018.

Al niño tampoco se le puede llamar de momento "su alteza real", dado que cualquier título monárquico está reservado en este caso a lo que decida la monarca, de 93 años, ya que la línea de sucesión más importante la posee ahora el príncipe William.

En virtud de una reglas establecidas por el rey George V (1865-1936) en 1917, el tratamiento de alteza real y el título de príncipe o el de princesa están reservados exclusivamente para los hijos de la soberana, sus nietos de hijos varones y al nieto mayor del heredero al trono (el príncipe George).

Sin embargo, Elizabeth II decidió en 2012 que todos los hijos del duque de Cambridge ostentaran el título de príncipe o princesa, como se conocen ahora a los pequeños George, Charlotte y Louis.

Pero dado que los duques de Sussex quieren mostrarse más cercanos a la gente y despojarse de unas tradiciones vistas por muchos como arcaicas, los medios no descartan que renuncien a que su hijo lleve el título de príncipe o se le presente como alteza real.

El pequeño, el primer mestizo que nace en el seno de la familia real dado que la madre lo es, figura como séptimo en la línea sucesoria después de su padre, sus tres primos, su tío y su abuelo. 

También es el octavo bisnieto de la reina, que el mes pasado cumplió 93 años y continúa sin señales de cansancio a pesar de sus 67 años en el trono británico.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba