Loader

La actriz de “La casa de papel” que se enamoró de Puerto Rico

Clara Alvarado estuvo de visita en la isla para el rodaje de una serie y no perdió la oportunidad de conocer a su gente, su cultura y su gastronomía
Photo
La actriz se ha dado a conocer especialmente por su papel como “Ariadna” en “La casa de papel”.
  • Compartir esta nota:

Hasta hace poco más de un año, el rostro de la actriz española Clara Alvarado era poco conocido en el continente americano. Pero su interpretación de “Ariadna Cascales” en la exitosa serie “La Casa de Papel” la llevó a saborear la fama casi a nivel mundial.

Entre las nuevas oportunidades surgidas a raíz de la popularidad de la serie que el viernes estrenó su tercera temporada, Alvarado llegó a Puerto Rico para protagonizar “Amores que matan”, que se rodó en las pasadas semanas en varios puntos de la isla.

La serie -en el que comparte créditos con el actor puertorriqueño Néstor Rodulfo y el actor venezolano Orlando Delgado- trata la temática de la violencia de género y está inspirada en hechos reales.

Para Alvarado, participar un proyecto como este es una manera de llevar un mensaje sobre la importancia de crear conciencia acerca de un problema social que afecta a mujeres en todas partes del mundo. Además de verlo como un trabajo que sumará nuevas experiencias a su carrera actoral, también entiende que es una manera de contribuir para que este problema sea mejor entendido y las personas puedan educarse más.

“Hay que concienciar desde la base, pero no desde la educación en el colegio, sino en la educación desde la familia. Creo que no hay que maquillar las cosas. Se peca mucho de maquillar las cosas, pero es necesario transmitir lo burdo, lo rudo de la situación para que haya conciencia social y que se dé ejemplo con la cultura y con proyectos como este que se usen para concienciar cuál no es el camino a seguir. Vienen nuevas generaciones que tienen mucho poder y mucha influencia, pero hay que ir por el buen camino y creo que es la educación y la conciencia”, explica la actriz en entrevista con Magacín.

En otra piel

En sus 29 años cuenta con una extensa carrera en cine, teatro y televisión. Comenzó desde muy niña y al principio lo veía como un juego que siguió desarrollándose hasta convertirse en su pasión y en su diario vivir.

Para la joven actriz la satisfacción mayor es ver al público disfrutar y emocionarse con su trabajo. Provocar una emoción, una lágrima o una sonrisa es su gran premio y la muestra de que está haciendo lo correcto.

Si hay algo que le apasiona a Alvarado sobre la actuación es poder darle vida a personajes tan variados que en ocasiones tienen vivencias similares a las que se ha enfrentado personalmente y otros que son totalmente opuestos a ella.

Photo

“Creo que lo que atrae a un actor es la capacidad de poder meterte en otras pieles que no es la tuya y jugar a hacer otra cosa”, establece.

En su carrera hay papeles que recuerda por diversas razones. Uno de los que más atesora es el de “Penélope” el cual interpretó en la obra teatral “Mi madre, Serrat y yo” en 2015 en la Sala Plot Point, en Madrid. En la pieza, que estuvo dos años en escena, se destacaban las canciones de Joan Manuel Serrat.

“Guardo ese personaje como en una cajita con mucho recuerdo”, menciona con cariño.

No obstante, la actriz asegura que interpretar el papel de “Ariadna” en “La Casa de Papel” le dio un giro en su carrera.

“Ese papel fue el anti yo. Tiene cosas de mí, pero es un personaje a la vez muy alejado, un personaje que se ve en una situación límite, vital, que hace cosa por sobrevivir acercándose a lugares muy oscuros. Transitar como actriz a todos esos lugares fue muy interesante a la par que de riesgo”, comenta.

Alvarado destaca que el éxito de la serie la tomó de sorpresa tanto a ella como a sus compañeros de reparto, que nunca esperaron que su trabajo tendría la popularidad mundial que ha tenido.

“Ninguno de nosotros pensó que ‘La casa de papel’ llegaría a donde llegó. Fue hasta alarmante en nuestro día a día. Sobre todo, porque como hoy día tenemos una referencia que son las redes sociales, eso fue lo que nos hizo alertarnos más del alcance de la serie. Gracias a las grandes plataformas y a las redes sociales la gente tiene más alcance y eso fue lo que hizo el ‘boom”, menciona.

Y es precisamente esa oportunidad que las redes sociales brindan para llegar a más personas las que Alvarado utiliza para mantener la cercanía con sus seguidores, aunque siempre trazando una línea entre lo que comparte y lo que deja estrictamente en el plano personal. Para Alvarado, estas plataformas sociales son un arma de doble filo.

“Pueden estar diseñadas para una cosa, pero creo que debes dominarlas como individuo porque sino las redes te dominarán a ti, controlarán tus pensamientos y terminarás siendo una persona carente de ética y de opinión propia”, opina.

No obstante, Alvarado asegura que las redes también tienen un lado positivo y es esa cercanía que le dan a sus seguidores, con quienes comparte su trabajo, sus gustos por la música y los viajes, además de la vida en Extremadura, la región española de donde proviene.

“Son personas que no conozco, pero que siguen mi trayectoria y que me aprecian y me valoran. Entonces me gustaría tener un contenido interesante para ellos tanto como actriz y también mostrarle parte de mi día a día”, asegura.

Actriz y enfermera

Aunque su experiencia laboral es en el campo de la actuación, la preparación universitaria de Alvarado es en el campo de la salud.

“Soy enfermera. Es una profesión muy bonita. Mi padre es enfermero y mi madre es auxiliar. De hecho, creo que ni siquiera es volver, sería como un plan B, porque estudié, pero nunca he ejercido”, comenta.

Alvarado señala que lo más que le atrae de esta profesión es la oportunidad de brindarle ayuda a un paciente en un momento en el que busca mejorar su salud.

Además, asegura que, aunque ha audicionado para varios papeles de enfermera, nunca ha obtenido alguno, pero no descarta lograrlo en el futuro.

Enamorada de la música

La otra gran pasión de Alvarado es la música. Dice que es parte integral de su vida, su motor y lo que le permite caminar, moverse y hasta sentir.

“No podría vivir sin ella”, asegura.

Por eso, a la par con sus proyectos actorales, la joven planifica la grabación de un proyecto musical para el próximo año, en conjunto con una gran amiga llamada Ichi.

“Tenemos un grupo de música que ya el año que viene podremos sacar nuestro primer 'single', lo colgaremos en Spotify y haremos nuestro 'boom' en redes sociales”, explica.

Pero si esperas por esta producción, no creas que escucharás ritmos urbanos o baladas, pues la actriz es una gran fan de las melodías de los años 70, a las que ha estado expuesta gracias a sus padres.

“Me gusta mucho la música melódica, que sea pegadiza y que las letras de las canciones tengan un contenido. Creo que hace falta últimamente en el mercado recuperar la música de los 70 del rollo disco. Esa música como Abba que era bailable, que tenía mucha armonía y un estudio detrás. Grupos como Abba, The Beatles o Simon & Garfunkel es lo que me gusta, soy como un alma de esa época”, menciona.

En suelo boricua

En pocas semanas Alvarado logró disfrutar de la gastronomía y las costumbres de Puerto Rico, pues según comenta, al viajar le gusta rodearse de las personas “autóctonas el lugar”.

“Me gusta conocer a la gente del lugar y me encanta que me cuenten historias y anécdotas. Por ejemplo, me fui al Castillo del Morro y me tiré cuatro horas allí. Estuve una hora y media con un guía y después me leí todos los panfletitos porque me gusta empaparme de la historia”, añade.

De Puerto Rico le ha gustado mucho su gente, a quien describe como cariñosa, hospitalaria y llena de música y sabor.

Durante su estadía visitó la Plaza de Armas en Viejo San Juan, donde presenció un espectáculo de bomba. “Salió una compañera de rodaje a bailar bomba y a mí eso me pareció maravilloso, que el ritmo lo tienen en el cuerpo y eso me pareció muy bonito. La isla tiene mucho encanto”, comparte la joven que también disfrutó de platillos locales como el mofongo y las viandas.

Cuida su imagen

Aunque le gusta elegir bien qué se pone, Alvarado no se considera una víctima de la moda. Hace ya varios años que decidió dejar de seguir las tendencias y solo le guarda fidelidad a ese estilo personal que ha desarrollado.

Su armario lo ocupan prendas de vestir que no pasan de moda y alguna que otra “vintage.

“Considero que la moda es sentirte cómodo, estiloso y con prendas que nunca van a pasar de moda. Me gustan los colores básicos, los jeans y de vez en cuando le robo la ropa a mi madre del armario. Ella tiene prendas de tejidos sedosos, antiguos, bordados, hechos a mano que son un estilo más ‘boho chic’, que ese rollo me gusta mucho. Me gusta rescatar la ropa vintage, porque todo vuelve”, comenta.

Además, en lo que al cuidado de la piel y el cabello se refiere, Alvarado se considera una persona disciplinada. Diariamente procura tomar mucha agua para mantenerse hidratada y también utiliza a diario cremas en todo el cuerpo.

“Con el cabello utilizo acondicionador cada vez que lo lavo para evitar enredos y que este siempre hidratado. Busco no contaminarlo de productos extras y no aplicarle demasiado calor. Intento siempre dejarme el pelo como lo tengo y moldearlo cuando sea necesario en una ocasión especial”, finaliza.

Créditos

Fotos: Rosario Fernández Esteve

Stylist: Claudia Madrid

Moda: Stella Nolasco

Maquillaje y peinado: Carlos Marrero

Accesorios: Harold Correa (earcuff)

  • Compartir esta nota:
Notas relacionadas
Comentarios
    Dejar comentario
    Volver arriba