Loader

La reina Elizabeth II retoma sus compromisos luego del confinamiento impuesto por la pandemia

La monarca inglesa visitó el Laboratorio de Ciencia y Tecnología de Defensa en Porton Down en compañía del príncipe William
  • Por AP
  • 15 OCT. 2020 - 11:03 AM
Photo
A principios de marzo, la reina y su esposo, el príncipe Philip, dejaron el Palacio de Buckingham para mudarse al Castillo de Windsor, donde han estado desde entonces. (Foto: AP)
  • Compartir esta nota:

La reina Elizabeth II llevó a cabo el jueves su primera participación pública fuera de una residencia real desde principios de marzo, cuando la pandemia de coronavirus comenzó a afectar todos los aspectos de la vida cotidiana en el Reino Unido.

A la monarca de 94 años se unió su nieto, el príncipe William, en el Laboratorio de Ciencia y Tecnología de Defensa en Porton Down, cerca de Salisbury, en el sur de Inglaterra, y se reunió con científicos que luchan contra el virus.

La reina reveló una placa para inaugurar oficialmente el nuevo Centro de Análisis Energético de 30 millones de libras (39 millones de dólares), utilizado por científicos para el trabajo antiterrorista.

Aunque el Reino Unido se encuentra en medio de un resurgimiento del virus, ni la reina ni William fueron vistos cubriéndose la cara, pero ambos observaron las reglas de distanciamiento social de mantenerse a 6.5 pies de distancia entre sí y de cualquier otra persona. La reina había llegado en helicóptero por separado del duque de Cambridge, que había viajado en coche.

Photo

(AP)

Un portavoz del palacio dijo que se siguieron todos los consejos.

Las 48 personas que debían entrar en contacto cercano con la pareja real habían sido examinadas para detectar el coronavirus. Todas las pruebas resultaron negativas.

El Palacio de Kensington, la residencia londinense de William, se negó a comentar si al príncipe también se le había pedido que se hiciera una prueba para poder acompañar a su abuela en el evento del jueves.

El último compromiso público oficial de la reina fuera de una residencia real fue el 9 de marzo cuando se unió a la familia real para el servicio del Día de la Commonwealth en la Abadía de Westminster. Antes de que el Reino Unido fuera bloqueado por completo el 23 de marzo, la reina y su esposo, el príncipe Philip, se habían mudado del Palacio de Buckingham al Castillo de Windsor, donde han estado desde entonces.

Aunque vive una existencia mucho más solitaria, la reina ha sido una presencia visible durante los últimos meses. Se la ha visto participando en su primera videoconferencia para ayudar a quienes cuidan a otros, a menudo en circunstancias difíciles en el hogar durante la pandemia. También se ha dirigido a la nación en dos ocasiones desde el Castillo de Windsor, en gran parte para reforzar la determinación de la gente ante el cierre.

Al firmar el libro de visitas en Porton Down, la reina bromeó: “Bueno, eso prueba que hemos estado aquí, ¿no?”.

Ciertamente ha pasado un tiempo desde que pudo decir eso.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba