Loader

Lo que implica la “semilibertad” de Iñaki Urdangarin

El cuñado del rey Felipe VI de España cumple condena por el delito de corrupción en el sonado caso Nóos
  • Por El Mercurio/ GDA
  • 26 ENE. 2021 - 11:00 AM
Photo
Iñaki Urdangarin se encuentra en el proceso de reintegrarse a la comunidad. (Foto: Archivo)
  • Compartir esta nota:

Una condena de cinco años y 10 meses de cárcel recibió en junio de 2018 el cuñado del rey Felipe VI de España, Iñaki Urdangarin. Tras ocho años de un extenuante litigio, el exjugador de balonmano y esposo de Cristina de Borbón era declarado culpable de corrupción en el caso Nóos, lo que provocó quiebres inevitables dentro de la familia real.

Hoy, cumplida casi la mitad de su condena, las autoridades judiciales de su país le otorgaron beneficios que le permiten salir del lugar de reclusión. A mediados de enero dejó la cárcel de Brieva y fue destinado al Centro de Inserción Social de Alcalá de Henares, al noroeste de Madrid, con régimen de semilibertad.

Desde allí sale, de lunes a viernes, para hacer trabajo social en el Hogar Don Orione de una localidad madrileña, y goza de un fin de semana en libertad todos los meses; una buena noticia para quien, según declaró uno de sus cercanos a la revista Semana, le aterra convivir con otros presos.

En su voluntariado, Urdangarin apoya a los especialistas que tratan a los internos con discapacidad. También se espera que se integre a un programa de reinserción para condenados por delitos económicos.

El pasado 15 de enero cumplió 53 años, y en los últimos días pudo reunirse con su familia en la casa de su cuñada, la infanta Elena, quien ha sido el principal apoyo del matrimonio Urdangarin y Borbón; tanto así que fue la última en visitarlo en prisión antes del comienzo de la pandemia.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba