Loader

Los regalos más extravagantes que se hicieron los miembros de la realeza británica

En tiempos navideños, los miembros de la familia real de Reino Unido se hacen obsequios que demuestran ingenio y originalidad
  • Por La Nación/ GDA Argentina
  • 26 DIC. 2020 - 1:53 PM
Photo
Cuando se trata de regalar, muchas veces los hijos y nietos de la reina Elizabeth II sacan a la luz lo que se conoce como “el humor inglés”. (Foto: Archivo)
  • Compartir esta nota:

La Navidad es un tiempo en el que, entre otras cosas, las personas muestran el afecto o las emociones que sienten por el prójimo a través del rito de hacer regalos. Y, en este sentido, la realeza británica no es la excepción. En tiempos navideños, los “royals” suelen hacerse todo tipo de obsequios, algunos de ellos muy divertidos y novedosos. Incluso, se podría decir que son hasta bizarros.

El sitio del Reino Unido Hello Magazine publicó una lista de los objetos más extraños y graciosos que se regalaron entre sí los miembros de la Casa Windsor que, además de gestos, son expresiones claras de lo que se conoce en el mundo como “el humor inglés”.

Meghan Markle

Según “Finding Freedom”, el libro biográfico de la pareja conformada por Meghan Markle y el príncipe Harry, la exactriz estadounidense se esforzó muchísimo por buscar regalos originales en su primera Navidad junto a la familia real, en el año 2017.

“El mayor desafío de Meghan fue encontrar los obsequios perfectos para divertir a su nueva familia”, escribieron los autores del citado libro, Omid Scobie y Carolyn Durand. Allí relataron que la duquesa de Sussex le regaló a su cuñado, el príncipe William, una cuchara que tenía grabada en la parte cóncava la inscripción “Cereal killer” (asesino de cereal), un juego de palabras con “Serial killer” (asesino serial).

Kate Middleton

Kate, la duquesa de Cambridge, le regaló a la reina Elizabeth II un chutney casero, elaborado con una receta de su propia abuela, cuando se integró a la corona. El chutney es un condimento agridulce proveniente de India, en el que se mezclan frutas y verduras cocidas en vinagre, especias y azúcar, y que se utiliza para acompañar diversos alimentos, como carnes y quesos.

Haciendo gala de un sentido del humor especial, Middleton también le regaló a su cuñado Harry un kit para “cultivar a tu propia novia”. Esto lo hizo antes de que el hijo menor de Charles y Lady Di comenzara a salir con Meghan.

Príncipes Harry y William

Conocido por su humor, no es sorprendente que el príncipe Harry se haya destacado en la entrega de obsequios navideños. Según informa “Finding Freedom”, un año el duque de Sussex -hoy alejado con su esposa de sus deberes reales- le regaló a su abuela una gorra de baño con la frase “Ain't life a bitch” (No es la vida una perra), un dicho común en Inglaterra, que a Elizabeth le encantó.

“En otra ocasión le regaló a su abuela un juguete Big Mouth Billy Bass (un pescado que canta y baila) que, según se decía, la monarca colgó con orgullo en Balmoral, su refugio escocés, y la hacía morir de risa”, señala el libro.

William también, al igual que su hermano Harry, tiene predilección por hacer regalos para conseguir una sonrisa de la reina. En una ocasión le regaló un par de pantuflas que tenían como adorno su propio rostro.

Princesa Annne

Anne, la única hija mujer de Elizabeth II, también se luce con sus regalos extraños. A su hermano Charles le regaló un asiento para el inodoro hecho de cuero. Y a su padre, el príncipe Philip, le obsequió un molinillo de pimienta con una luz en un extremo, con la intención de que sirviera para poder condimentar las comidas aún en momentos de oscuridad, especialmente cuando el consorte de la reina realiza sus partidas de caza.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba