Loader

Muere Carlos Falcó, marqués de Griñón, a causa de complicaciones por el coronavirus

El empresario vinícola sevillano falleció a los 83 años de edad en la Fundación Jiménez Díaz de Madrid donde permanecía hospitalizado
  • Por Sue Muñoz
  • 20 MAR. 2020 - 3:51 PM
Photo
Carlos Falcó, marqués de Griñón, murió víctima del coronavirus. En la foto junto a Esther Doña, su esposa.
  • Compartir esta nota:

Nació en el Palacio de las Dueñas, en Sevilla, en pleno corazón de Andalucía. En un palacio del siglo XV -perteneciente a la Casa de Alba- rodeado de jardines, fuentes, arcadas y una impresionante colección de obras de arte. Pinturas, tapices, esculturas, todas cobijadas por una arquitectura renacentista con referencias góticas y moriscas que todavía hoy pueden admirarse si visita el palacio, pues el monumento nacional está abierto al público desde 2016. 

Carlos Falcó y Fernández Córdova, figura habitual en las revistas de la alta sociedad española, había sido ingresado en días pasados con un cuadro grave causado por el contagio de Covid-19. Y precisamente hoy, el mismo día en que su hija, la "influencer"Tamara Falcó (su retoño con la ex de Julio Iglesias, Isabel Preysler, actual pareja del escritor Mario Vargas Llosa), le dedicara un post en sus redes sociales felicitándolo por el Día del padre, se dio a conocer la noticia de su muerte. 

Falcó, Grande de España y Márques de Castell Moncayo, se le debe mucho en cuanto a la modernización de la viticultura en España, fue pionero en la producción de vinos -como sus laureados caldos de Valdepusa- y en la producción de aceites con tecnología de avanzada. Un embajador de todo lo "Made in Spain".

Antes que con Esther Doña, su cuarta mujer, con quien contrajo nupcias a los 80 años, Carlos Falcó estuvo casado con Jeanine Girod, que lo dejó por Ramón Mendoza, entonces presidente del Real Madrid. Después se unió a Isabel Preysler, con quien tuvo a Tamara Falcó y que después se casó con el exministro Miguel Boyer. Su tercer enlace fue con Fátima de la Cierva, con quien estuvo un cuarto de siglo. Hasta que apareció la modelo, exactamente cuarenta años más joven que él, quien es ahora su viuda.

El Marqués -que estudió ingeniería agrónoma- presidía el Círculo Fortuny, asociación española que integra a 56 marcas de lujo y el European Cultural and Creative Industries Alliance (ECCIA), alianza europea que cuenta con más 600 marcas.

El exitoso bodeguero, vicepresidente de la Real Academia de Gastronomía y propulsor del lujo español, vaticinaba que ya para el 2025, este sector de la economía ya facturara 20,000 millones euros.

Con su muerte, el famoso seductor, de quien se dice que hasta Cristina Onassis se encaprichó una vez, deja cinco hijos, nueve vinos y un aceite.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba