Loader

Qué pasaría con el hijo de Meghan y Harry si sus padres se divorcian

Según Lady Colin Campbell, sería muy complicado que regrese a Inglaterra donde está su familia paterna
  • Por El Universal/GDA
  • 24 JUN. 2020 - 08:38 AM
Photo
El príncipe Harry y Meghan Markle llevan más de tres meses viviendo en una millonaria mansión propiedad del productor Tyler Perry. (EFE)
  • Compartir esta nota:

Desde que los duques de Sussex abandonaron la corona en busca de su libertad financiera, parece que encontraron en Los Ángeles su lugar favorito para vivir.

El príncipe Harry y Meghan Markle llevan más de tres meses viviendo en una millonaria mansión propiedad del productor Tyler Perry, quien les ofreció su casa ubicada en uno de los barrios más exclusivos de la ciudad. Sin embargo, si el matrimonio decidiera tomar caminos por separado, la vida de su hijo Archie Harrison tendría un vuelco inesperado.

Aunque Harry y Meghan huyeron de Reino Unido, entre otras cosas, por falta de privacidad, al llegar a Estados Unidos se toparon con lo mismo: drones al acecho de sus vidas y paparazzi en busca de una exclusiva, al grado de que el matrimonio solicitó el apoyo de la policía angelina.

Tras su estadía en Canadá y luego en Estados Unidos, el príncipe y la actriz no tienen pensado regresar a vivir a Windsor, donde la reina Elizabeth II les dejó Frogmore Cottage para que tengan donde vivir en caso de que decidan hacerlo, pero ese no es ahora el dilema, sino su hijo Archie Harrison, de un año.

¿Qué pasaría si Harry y Meghan se divorcian o se separan?

Debido a que el bebé actualmente vive en Estados Unidos, país de su mamá, sería muy complicado regresar a Inglaterra, donde está su familia paterna. De acuerdo con Lady Colin Campbell, Archie se quedaría "atrapado" en Estados Unidos hasta que tenga 18 años.

"Si el hogar matrimonial de alguien está en Inglaterra y se divorcian o se separan, el niño debe permanecer en Inglaterra hasta que tenga 18 años, salvo el consentimiento de las partes interesadas", dijo la experta de acuerdo con el diario "Express". Situación que aplica en todos los países que pertenecen a la Convención de La Haya.

"Eso significa que una vez que Meghan trasladó a Harry y al bebé a Estados Unidos, si establecieron operaciones en Estados Unidos, y hay una separación y / o divorcio, a menos que Meghan acepte que el bebé regrese a vivir a Inglaterra, el bebé queda atrapado en América hasta que tenga 18 años".

Lo que se busca con la convención de La Haya es proteger a los menores de edad cuando sus padres se separan. Este derecho civil se creó en 1980 para abordar una brecha en el derecho internacional con respecto al retorno inmediato de los niños llevados al extranjero de uno de los padres sin el consentimiento del otro padre.

Es decir, si Meghan y Harry se separan o divorcian, la actriz tendría que darle permiso al príncipe Harry para llevar a Archie al Reino Unido. Aunque esto cambiaría si el príncipe Charles, padre de Harry, se convierte en rey, pues sus nietos estarían bajo su custodia, como ocurre actualmente con la reina Elizabeth II y sus nietos.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba